¿Qué significa que los gobernadores vayan con "lista corta"?

Al menos seis provincias podrían ir con las boletas sin candidatos presidenciales.


20 de junio de 2019 13:06 hs

Quedan dos días para el cierre de listas y la mirada está puesta en la decisión de los gobernadores. El interrogante es si acompañan o no en la boleta a un candidato nacional. En medio de las negociaciones se supo ya que cinco jefes provinciales apoyarán a Mauricio Macri, trece a Alberto Fernández y el resto iría con "lista corta". Cómo es esta modalidad y por qué deciden hacerlo.

Por provincia

Hasta al momento ya están definidas las cinco jurisdicciones que acompañarán a Macri- Pichetto que son Buenos Aires provincia, Buenos Aires ciudad, Mendoza, Corrientes y Jujuy. En tanto entre las que ya adelantaron que irán en la misma boleta que Alberto Fernández-Cristina Kirchner están Tucumán, Entre Ríos, Chaco, Santiago del Estero, San Juan, Formosa, San Luis, Santa Fe, Catamarca, La Rioja, La Pampa, Santa Cruz y Tierra del Fuego.

Córdoba, Misiones, Río Negro, Neuquén y Chubut son las que ya definieron que no acompañarán a ningún candidato nacional o que todavía no decidieron si llevarán solo a sus candidatos a legisladores con las "listas cortas". Todavía quedan dos días de negociaciones.

No acompañar, ¿es apoyo a Macri?

"Como todo en la política de las provincias en Argentina, es imposible generalizar. En algunos casos significa un apoyo al Gobierno, en otros no y en otros casos tiene que ver con tradiciones que preexisten a esta elección", explica en diálogo con Cenital la politóloga y profesora de la Universidad Nacional de Río Negro, María Esperanza Casullo.

Para el director de la consultora Monteagudo, Tomás Aguerre, optar por la "lista corta" no necesariamente tiene que ver con un acompañamiento al oficialismo nacional. "El anuncio de la fórmula Macri-Pichetto que se suponía iba a mejorar el vínculo con los gobernadores, hasta ahora, no tuvo éxito en sumarle alguna boleta: no lo consiguió en Río Negro, Córdoba, Misiones ni en Neuquén. Son todas provincias que van a ir con boleta corta y explicitarlo como un 'apoyo al Gobierno' me parece que es hacer una lectura que mira siempre el vaso medio lleno pero no ve el vacío", asegura el politólogo.

En algunas provincias como Tierra del Fuego, donde Cambiemos no tuvo buenos resultados electorales, según señala Aguerre, el hecho de que haya una boleta con la fórmula Fernández-Fernández y otra corta con peso local, perjudicaría directamente a Macri debido a que pone en juego la discusión sobre el tercer senador de la minoría, el cual podría perder el oficialismo nacional.

Al ser consultado acerca de la posibilidades de mayor apoyo a Cambiemos en este marco de listas reducidas, Aguerre afirma: "Hay que leer cada provincia por separado para entender en qué contexto se decide ir con boleta corta o larga, y en ese sentido no parece que haya un saldo demasiado positivo para el gobierno".

Por qué

Casullo divide a las provincias en dos grupos. Por un lado, ubica a los que tienen gobiernos "provincialistas", es decir, que no están alineados a ningún partido nacional. Uno de ellos es el Movimiento Popular Neuquino (MPN) en la provincia gobernada por Omar Gutiérrez o Juntos por Río Negro del saliente jefe provincial Alberto Weretilneck. La politóloga sostiene que en estos casos la decisión de no acompañar responde a una "continuidad en su línea de conducta más que a una ruptura".

"En 2011 el MPN pegó sus candidatos a diputados a la boleta de CFK, porque las encuestas marcaban que la ola de votos que tenía en ese momento Cristina hacía muy atractivo pegarse a ella. En las provincias de Neuquén y Río Negro, además, en el 2015 ganó Scioli y, según las encuestas, hoy está arriba la fórmula de Fernández con amplitud, con lo cual la decisión de ir con 'boleta corta' en realidad podría restarle más bien senadores a Cambiemos", analiza la politóloga.

Por otro lado, Casullo ubica en otro grupo a los gobernadores peronistas como Córdoba con Juan Schiaretti. En este caso sí la analista política ve que acompañar en la boleta o no puede llegar a leerse como "una ayuda o situación de neutralidad frente al Gobierno nacional".

"Cambiemos está apostando a autonomizar casi totalmente la elección del presidente, y gobernador de provincia de Buenos Aires, de las elecciones legislativas. El tema es que bien podría resultar reelecto Macri sin aumentar su caudal legislativo y sin aumentar tampoco la cantidad de gobernadores aliados", agrega la politóloga sobre la decisión de las provincias de llevar o no a los candidatos presidenciales en sus boletas.

"La decisión de provincializar las elecciones ya estaba tomada antes de ir con boleta corta o larga, estaba tomada desde el momento que la mayoría de las provincias decidió desdoblar la elección nacional. La decisión de algunos gobernadores de ir con boleta corta me parece que es el capítulo siguiente a esa primera decisión", cuenta Aguerre sobre la decisión de apoyar o no a los candidatos nacionales. 

Para finalizar, Aguerre concluye: "En todo caso aquella decisión era una advertencia al Gobierno que tuvo todo este tiempo para sumar algunas de esas voluntades y no consiguió adherir ninguna a su boleta, mientras que el espacio que lleva a Alberto Fernández como Presidente consiguió dos bastante importantes: Entre Ríos y aparentemente Santa Fe".