Cómo es ser dueño de un partido político en la Argentina y ofrecerlo al mejor postor

Cada dos años, con las elecciones nacionales, se multiplican las historias de sellos que se transforman en una salida económica para sus líderes.

Noelia Barral Grigera
30 de junio de 2019 09:06 hs
nbg@cenital.com  
@nbg__

- Acá está nuestro programa de gobierno. Y esta es nuestra hipótesis sobre cómo se va a desarrollar la elección y por qué deberíamos presentarnos.

- No, mirá. A mi la hipótesis no me interesa. Si ustedes quieren el partido, son diez palos. Les entrego el partido, la silla, la computadora, todo.

La reunión tuvo lugar no hace mucho, en la planta baja de un consultorio odontológico en la Ciudad de Buenos Aires. Los protagonistas fueron el asesor y mano derecha de uno de los candidatos de estas elecciones y un titular de un partido político nacional desconocido para el 99,9% de los ciudadanos argentinos. La conversación no avanzó, pero no fue la única que ese hombre mantuvo, vestido con su ambo de odontólogo y fumando un cigarrillo electrónico, con enviados de otros candidatos. Hoy, el sello que ofrecía por $ 10 millones integra uno de los frentes electorales oficializados por la Justicia.

Historias como esta, contada a Cenital por uno de los dos participantes de la conversación que pidió reserva de los nombres, se multiplican cada dos años, con las elecciones nacionales. Esta vuelta, además, la discusión por cómo algunos sellos son puestos a disposición de distintos candidatos llegó al centro de la conversación pública por la voltereta de último momento, alentada por el Gobierno, para que Alberto Asseff le retire el apoyo de su partido, Unir, a la candidatura presidencial de José Luis Espert. En el caso de Asseff no hubo acusaciones de intercambio de dinero, aunque lo que consiguió a cambio de intentar recortarle el andamiaje electoral a Espert es público: una segura banca en el Congreso Nacional, como candidato a diputado de Juntos por el Cambio.

Sí hubo una denuncia de pago de dinero en el caso del sello Unite, que resultó desestimada por la jueza federal con competencia electoral María Servini cuando autorizó la candidatura de Espert por ese sello. Un ciudadano llamado Gabriel Molina había denunciado ante la magistrada que había inscripto su precandidatura presidencial por Unite antes que Espert, pero no pudo mostrar documentación que lo respalde. En la caída denuncia, además, pidió investigar rumores de un ofrecimiento monetario a la Junta Promotora del partido.

¿Pero cómo funciona mantener a lo largo del tiempo un sello partidario que, elección tras elección, va apoyando a candidatos de todos los colores y procedencias? Para formar un partido político la Justicia Electoral exige la adhesión del cuatro por mil del padrón de un distrito. Si ese paso se cumple en 5 de las 24 provincias, el partido es considerado nacional y puede presentar candidatos presidenciales. Dos o más partidos pueden armar un frente electoral.

El Estado contribuye al sostenimiento económico de los partidos con aportes económicos para que puedan hacer frente a sus actividades institucionales, a la capacitación y formación de sus dirigentes y a las campañas electorales. Entre los peritos contadores de la Cámara Nacional Electoral circulan leyendas famosas de dirigentes que constituyeron el partido en su propia casa y le pasaban los gastos operativos de la vivienda (electricidad, gas) al Estado.

Pero una vez conseguido el partido, la Justicia también exige mantenerlo. Los partidos tienen que sostener ese número mínimo de afiliados (algo relativamente sencillo, pues las afiliaciones no caducan en la Argentina), realizar algunos trámites periódicos, como asambleas y presentación de balances, y validarse en elecciones y superar el piso del 2% de los votos cada cuatro años.

Este último punto es el que entra en juego cada vez que uno de los partidos menos conocidos ingresa a un frente electoral. Porque les permite asegurarse la permanencia, además de garantizarles un aporte económico proporcional a los votos que consigan.

El sociólogo y analista político Gabriel Puricelli divide en dos grupos a estos partidos: los realmente existentes y que fueron perdiendo adhesiones en las últimas décadas pero que son mantenidos dentro del sistema por pequeños grupos de dirigentes que se encargan de cumplir los requisitos judiciales; y los heredados o armados exclusivamente para ser ofrecidos en coyunturas electorales. Ubica en el primer grupo al Partido Socialista Auténtico o al Partido Comunista; y en el segundo a Unite, de José Bonacci; o a Unir, de Asseff.

"Tenés a jueces federales ocupadísimos con otras cosas que cada dos años se tienen que ocupar de esto. Por más buenos jueces que sean, no van a mirar con lupa los balances ni el libro de actas", observa Puricelli, que además de su recorrido académico, conoce el paño por su militancia partidaria.

Coincide en ese punto el histórico arquitecto electoral del peronismo, Jorge Landau. "Si los jueces fueran un poco más estrictos, podrían perfectamente suprimir una cantidad de partidos. Lo que pasa es que el espíritu de la Justicia Electoral es permitir la competencia y nunca impedir participar", detalla.

Hoy hay 40 partidos políticos nacionales vigentes en la Argentina. Algunos de ellos, desconocidos para el gran público. A continuación, la lista oficial de la Cámara Nacional Electoral, con la fecha de creación de cada uno:

  1. Movimiento de Integración y Desarrollo (07/04/1983)
  2. Partido Justicialista (25/04/1983)
  3. Unión Cívica Radical (31/05/1983)
  4. Partido Demócrata Cristiano (13/06/1983)
  5. Partido Intransigente (24/06/1983)
  6. Partido Federal (22/07/1983)
  7. Partido Demócrata Progresista (29/07/1983)
  8. Partido Comunista (31/05/1983)
  9. Movimiento al Socialismo (22/12/2014)
  10. Partido Conservador Popular (14/09/1983)
  11. Nueva Izquierda
  12. Unión Popular (17/04/1986)
  13. Partido Nacionalista Constitucional UNIR (09/11/1989)
  14. Movimiento Socialista de los Trabajadores (15/06/2018)
  15. Movimiento Libres del Sur (06/03/1995)
  16. Partido Frente Grande (19/04/1995)
  17. Coalición Cívica - Afirmación para una República Igualitaria (ARI) (23/09/2002)
  18. Partido Socialista (20/02/2003)
  19. Partido de la Victoria (05/03/2003)
  20. Movimiento de Acción Vecinal (31/07/2007)
  21. Izquierda por una Opción Socialista (30/10/2007)
  22. PRO - Propuesta Republicana (03/06/2010)
  23. Partido Unión Celeste y Blanco (24/11/2010)
  24. Partido Solidario (07/12/2010)
  25. Kolina (13/06/2011)
  26. GEN (15/06/2011)
  27. Partido de Trabajadores por el Socialismo (11/07/2012)
  28. Partido del Obrero (31/05/2013)
  29. Instrumento Electoral por la Unidad Popular (15/10/2013)
  30. Encuentro por la Democracia y la Equidad (21/08/2014)
  31. Partido del Trabajo y del Pueblo (23/09/2014)
  32. Partido de la Concertación Forja (14/10/2014)
  33. Partido de la Cultura la Educación y el Trabajo (23/12/2014)
  34. Partido Fe (06/02/2015)
  35. Partido Tercera Posición P3P (08/06/2015)
  36. Partido Renovador Federal (09/06/2015)
  37. Compromiso Federal (13/05/2016)
  38. Movimiento Político, Social y Cultural Proyecto Sur (30/09/2016)
  39. Partido del Trabajo y la Equidad (15/05/2017)
  40. Partido Demócrata (11/06/2019)