El PRO irá a elecciones con un padrón falsificado

Un año después del escándalo de los aportantes truchos, la fuerza política del oficialismo continúa con miles de personas inscriptas entre sus filas que jamás se adhirieron voluntariamente.

Juan Amorín
30 de junio de 2019 08:06 hs
amorin@cenital.com  
@juan_amorin

A un año de la investigación por los miles de aportantes truchos presentados en la provincia de Buenos Aires, el PRO se presentará a elecciones con un padrón plagado de adulteraciones y afiliados fantasma.

Según pudo reconstruir Cenital, el 100% de los aportantes truchos que figuran afiliados al PRO y que aseguraron ante la Justicia jamás haberlo hecho, continúan hoy dentro del padrón con el que la fuerza política del oficialismo se presentará a elecciones. Es decir, el PRO volverá a las urnas gracias al status de partido político que le dieron miles de personas que nunca firmaron una ficha de afiliación.

Noemí Viera vive en Villa Itatí, es beneficiaria de un plan social y descubrió, gracias a la investigación realizada a mediados del año pasado en El Destape, que figura como una de las falsas aportantes de campaña de Cambiemos, con una generosa contribución de $4000 ($1000 a la campaña de senadores y diputados en las PASO y en las elecciones generales).

Luego que el caso fuera judicializado, Viera fue citada por la Justicia y desmintió haber sido la contribuyente de esa suma. Allí se sometió a pericias caligráficas que determinaron que jamás había firmado ningún recibo ni ninguna ficha de afiliación.

Sin embargo, al día de hoy Viera continúa apareciendo en los registros públicos como un afiliada al PRO en Buenos Aires.


Lo mismo ocurre con Luis Omar Jaime, otro de los aportantes fantasma de Cambiemos: Jaime declaró ante el juez Kreplak en agosto de 2018 y sostuvo que no había hecho contribución económica alguna en ninguna alianza política, dado que su situación no se lo hubiera permitido. Además, Jaime debió someterse a las mismas pericias caligráficas, que determinaron que no había sido afiliado al PRO en forma voluntaria.

Pese a eso, Jaime también sigue hoy como afiliado al PRO en la provincia de Buenos Aires.


El mismo caso se da también con las aportantes Debora Tovani, Nancy Gómez, Natalia Quiroga, Gloria Aranda, Cintia Melgarejo y Liliana Leyes, todas ellas testigos ante el juzgado de Casanello y de Kreplak, en Comodoro Py primero y luego en La Plata, y todas con el mismo resultado: ni aportaron, ni estaban en condiciones de hacerlo, ni se afiliaron al PRO, tal como figura en los registros.

Así y todo, hoy continúan apareciendo como integrantes del espacio oficialista.


Sobre un muestreo de Cenital, de los primeros 1200 aportantes truchos, 1128 se encuentran afiliados al PRO, según el padrón oficial que entregó la fuerza ante la Cámara Nacional Electoral.

En la actualidad, ninguna de las personas que declaró ante la Justicia penal recibió novedad alguna de la causa. Es que luego que sufriera el derrotero de pasar de juzgado en juzgado y después que la Cámara Federal porteña decidiera enviar todo el expediente a la justicia electoral de La Plata a cargo de Adolfo Ziulu, la causa fue paralizada.

Mientras tanto, otras causas de también reconocida trascendencia mediática, como Cuadernos -que fue iniciada con posterioridad a la de aportantes-, ya cuenta con más de 100 procesamientos y con su primera etapa elevada a juicio oral.

"Para los pobres hay una justicia, para el resto de la gente hay otra", dijo al ser consultada por este medio Gloria Aranda, una de las tantas personas, según ella, estafadas por la política y por el Poder Judicial.

Si querés saber si figuras como afiliado trucho hacé click acá. Si figuras, contactanos.

Si querés saber si figuras como aportante de Cambiemos, hacé click acá.