"Puerto Rico es una nación latinoamericana que no sabe que es latinoamericana"

Cenital dialogó con el profesor José Hernández Falcón acerca de la situación en la isla, tras la renuncia del gobernador Ricky Rosselló.

Juan Elman
25 de julio de 2019 10:07 hs
juan@cenital.com  
@juan_elman

Las protestas tuvieron éxito. En las últimas horas la proclama "Ricky Renuncia" se transformó en "Lo botamos". Ricardo Rosselló, gobernador de Puerto Rico, finalmente cedió a las movilizaciones y anunció su renuncia mediante una transmisión por Facebook. "Luego de escuchar el reclamo, hablar con mi familia, pensar en mis hijos y en oración, hoy les anuncio que estaré renunciando al puesto del gobernador efectivo el 2 de agosto", explicó.

Hace unas semanas que una ola masiva de protestas, liderada por artistas como Residente, Ricky Martin y Bad Bunny, venía pidiendo por su renuncia a raíz de la filtración de chats entre él y sus colaboradores en los que atacaba a opositores, miembros de su partido y personalidades de la isla con insultos misóginos y homofóbicos.

Pero las protestas fueron el síntoma de algo más grande. Expresaron una frustración con el manejo de la política de la isla desde hace varios años, la parálisis después de la tragedia del huracán María del 2017 y el pobre futuro que ofrece su presente a los jóvenes, tentados a emigrar a Estados Unidos, con el que comparten ciudadanía, antes que quedarse. Para entender cómo se vive la situación desde allí, Cenital dialogó con José Hernández Falcón, profesor de Comunicación de la Universidad Sagrado Corazón, de San Juan, la capital de la isla.

¿Por qué unas conversaciones de celular hacen saltar todo por los aires?

La filtración de conversaciones entre el gobernador Ricky Rosselló con otros funcionarios y asesores del Gobierno fue la gota que derramó la copa. Puerto Rico, que mantiene gobernantes electos de dos de los partidos políticos mayoritarios, el Partido Popular Democrático (PPD), partidiario del status quo y el gobernante Partido Nuevo Progresista (PNP), que busca la anexión desde la creación del estatus autonómico actual (1952), ha visto muchísimos escándalos gobierno tras gobierno, mayormente por robo, desvío y mala utilización de fondos federales provenientes de Estados Unidos.Una semana antes del escándalo de Telegram, la ex secretaria del Departamento de Educación, Julia Keleher, la exjefa de la Administración de Seguros de Salud Ángela Ávila y el exasesor de gobierno Alberto Velázquez Piñol, entre otros allegados del gobernador, fueron arrestados por el FBI por robo de fondos federales e influencias indebidas. El gobernador cancela sus vacaciones en Europa para regresar a Puerto Rico ante los arrestos, pero antes de llegar, se filtra un chat privado en Telegram donde por meses y durante el periodo de recuperación del desastre del huracán María, el gobernador utilizó palabras soeces, mantuvo conversaciones misóginas y homofóbicas contra figuras de la política y artística puertorriqueña y se burló en varias ocasiones de hasta líderes de su propio Partido de gobierno. La indignación ante los comentarios, en donde los asesores dictaban inclusive la política pública y coordinaban entrevistas con periodistas "amigos", provocó que varios sectores políticos y privados comenzaran a pedirle su renuncia por su incapacidad de gobernar y falta de confianza.

¿Cómo es la vida cotidiana allí, comparado con la de otras naciones latinoamericanas?

Puerto Rico es una nación latinoamericana que no sabe que es latinoamericana. Tenemos muchos vínculos con naciones vecinas y costumbres que nos hacen más cercanos que distantes. Sin embargo, el diario vivir es una mezcla entre estas costumbres y la economía estadounidense.

¿Cómo quedó el país luego del Huracán María?

El huracán María fue el mayor desastre natural que Puerto Rico ha tenido en casi un siglo. La Isla venía sufriendo de una depresión económica desde más de una década antes y la imposición de una Junta de Control Fiscal por Estados Unidos ante la quiebra gubernamental y la deuda económica.María vino a impactar una muy débil economía e infraestructura. Pasamos muchos meses sin agua y energía eléctrica. El fenómeno afectó literalmente a todos los pueblos de Puerto Rico y en estos momentos, tenemos sectores energéticamente débiles y otros pueblos que aún necesitan plantas eléctricas para poder operar negocios.Una consecuencia ha sido el incremento de la migración de miles de puertorriqueños a Estados Unidos, principalmente al estado de la Florida. Al compartir la ciudadanía estadounidense, la adaptación a la economía de Estados Unidos resulta más cómodo.

¿Cómo puede reconstruirse el país dada su situación y la cantidad de migrantes que dejan el país año a año?

La reconstrucción será lenta, pero pasará. La economía es la clave para que Puerto Rico pueda ponerse en pie nuevamente y poder pagar la deuda con Estados Unidos, lo que permitirá que el gobierno local pueda volver a pedir préstamos. La migración es otra situación. La economía y oportunidades en Estados Unidos no pueden igualarse, por lo que una economía fuerte en Puerto Rico provocará que disminuya, pero nada como que los que ya se hayan ido regresen.

¿Cúal es la ligazón con Estados Unidos?

Puerto Rico es sencillamente una colonia de Estados Unidos. Tenemos un estado de autonomía, llamado Estado Libre Asociado, que fue fundado en 1952. Elegimos al gobernador, los legisladores y alcaldes, y un comisionado(a) residente en Washington, quien tiene voz, pero no voto en el Congreso.

¿Y el peso cultural? ¿Que sucede a nivel identitario?

Pues el puertorriqueño, a sus luces y sombras, no se ve como estadounidense, a pesar de contar con la ciudadanía. Somos culturalmente personas muy distintas, pero gozamos de libre paso y residencia, pasaporte y oportunidades de empleo en EEUU. Participamos de las Fuerzas Armadas, pero no tenemos derecho a votar por el Presidente. EEUU está presente en básicamente todos los aspectos de la vida del puertorriqueño. Desde los artículos que compra en un supermercado, el correo, transportación fuera y hacia la isla, la moneda, los medios de comunicación y muchas cosas más.

Esta entrevista es parte de Mundo Propio, el newsletter de política internacional que sale los días jueves. Te podés suscribir acá.