Donald Trump: "Vamos a trabajar por un acuerdo de libre comercio con Brasil"

El mandatario norteamericano no escatimó elogios a Jair Bolsonaro, de quien dijo que lleva adelante "un gran trabajo" en su país.


31 de julio de 2019 11:07 hs

"Brasil es un gran socio. Comerciamos por cien mil millones de dólares", señaló Trump ayer, desde la Casa Blanca, y agregó que su administración iba a "trabajar en un acuerdo de libre comercio con Brasil, que es un gran socio comercial". El republicano no escatimó elogios para el mandatario brasileño Jair Bolsonaro: "Tengo una gran relación con Brasil. Tengo una relación fantástica con su presidente. Es un gran caballero. Creo que está haciendo un gran trabajo". El presidente norteamericano contó que le gusta que reconozcan a Bolsonaro como el "Trump de Brasil" y hasta tuvo tiempo para elogiar a su "maravillosa familia". Días atrás, el republicano se había mostrado favorable al nombramiento de Eduardo Bolsonaro, diputado e hijo del mandatario, como Embajador en su país.

Los dichos de Trump llegan luego de que, el mes pasado, los países que integran el Mercosur firmaran un acuerdo de libre comercio con la Unión Europea. En esta ocasión, y pese a que Mauricio Macri había hablado de la posibilidad de avanzar en un convenio similar con Estados Unidos, el mandatario norteamericano solo hizo referencia a Brasil. Sin embargo, como el país vecino integra el Mercosur, cualquier hipotético acuerdo debería incluir al bloque, ya que afectaría el arancel externo común.

Las declaraciones de Trump sobre su intención de avanzar en un tratado con Brasil se producen en el contexto de la visita a Brasilia del secretario de Comercio estadounidense, Wilbur Ross, quien se reunirá con Bolsonaro. El funcionario norteamericano afirmó que "es importante" que el acuerdo alcanzado con la UE no sea "contradictorio" con un posible tratado con Estados Unidos.

Las declaraciones de Trump parecen más destinadas a fortalecer la posición de los Estados Unidos frente al acuerdo alcanzado entre el bloque sudamericano y la Unión Europea y a dar un apoyo político a su aliado brasileño que un impulso a un proyecto alcanzable en un plazo avizorable. En momentos en que Brasil es cuestionado por sus políticas ambientales y laborales, difícilmente ningún acuerdo con ese país vaya a ser considerado por la oposición demócrata, que domina la Cámara de Representantes.