Los presidentes de Paraguay, Mario Abdo Benítez, y de Brasil, Jair Bolsonaro.

Crisis en Paraguay, todo lo que tenés que saber

El presidente Mario Abdo Benítez quedó al borde de un juicio político que podría destituirlo de su cargo.

Martín Schapiro
1 de agosto de 2019 11:08 hs
schapiro@cenital.com  
@MartinSchapiro_

Paraguay atraviesa una crisis política que podría terminar con la presidencia de Mario Abdo Benítez. Luego de que se conociera que Brasil y Paraguay habían firmado un acuerdo energético de forma secreta, con claras desventajas para el lado paraguayo, ya renunciaron cinco funcionarios de alto rango y en las próximas horas podría definirse si el mandatario deberá someterse a un juicio político.

Para entender qué generó la crisis y saber cuál es la situación actual del acuerdo energético con la represa hidroeléctrica de Itaipú, entrevistamos a Magdalena López, investigadora de Conicet, del Grupo de Estudios Sociales Sobre Paraguay y autora del libreo "Transición y Democracia en Paraguay (1989-2017) sobre la crisis que podría hacer caer a Abdo Benítez.

¿Cómo se origina la crisis?

La crisis se origina con la salida a la luz de un acuerdo bilateral que se firmó en mayo entre Brasil y Paraguay con respecto a la gestión de la energía que se genera en Itaipú. El acuerdo permaneció en secreto durante todo este tiempo y la crisis se desata cuando se mediatiza. Esto también sucede por la renuncia de quien era el encargado de firmarlo, Pedro Ferreira, quien decide no hacerlo y en cierta forma denuncia la existencia de este arreglo.

El acuerdo energético disponía una mayor entrega energética a Brasil que podría significar la suba de las tarifas de electricidad en Paraguay. Este acuerdo es importante porque es la base de lo que va a ser la renegociación sobre el tratado de creación de Itaipú que se va a hacer en el 2023, en principio por los mismos presidentes, Bolsonaro y Abdo. Es un tratado que ante la idea de que Abdo estaba entregando la soberanía energética genera un rechazo muy grande y repudio sobre todo pensando en ese pacto a firmase en el 2023. Desde el gobierno dicen que es un acuerdo que se firma todos los años, que es técnico y que por eso creyeron que no tendría que haber existido publicación informativa al respecto, que todos los años se arregla esto, les pareció que al ser tan técnico no era necesario reportarlos.

¿Por qué generó tanta atención el acuerdo?

Lo extraño es el entorno de la negociación. En un momento el Embajador paraguayo en Brasil, Hugo Saguier, recomienda a sus técnicos no seguir presentes en la reunión de negociación, y les pide que se retiren. Cuando el Embajador es interpelado, le dicen por qué no dejó que los técnicos se quedaran porque terminaron firmando un acuerdo desventajoso para Paraguay, y los técnicos lo hubiesen sabido. Él contestó que era un tema de diplomacia, que era mejor que no estuviesen ahí hay cierta sombra en eso. Además de que los resultados para Paraguay son absolutamente desventajosos, tampoco pueden explicar por qué se decidió ceder más energía a Brasil.

Itaipú es un tema de mucho conflicto para Paraguay porque históricamente los acuerdos han sido desventajosos para la energía de Paraguay hay expectativas de poder empezar a vender mejor la energía, renegociar, incluso no vender tanto y usar más para desarrollo local, porque mucha de esta venta se hace en desmedro de la industria nacional, es un tema muy candente que explota ahora entorno a este acuerdo bilateral.

¿Es posible que la crisis alcance al presidente Abdo Benítez?

La crisis que se desencadenó es enorme. Renunció el canciller, Luis Castiglioni, el presidente de la Administración Nacional de Electricidad (ANDE), Alcides Jiménez, el Embajador ante Brasil, el director paraguayo de Itaipú, José Alberto Alderete, y la titular de la Prevención de Lavado de dinero, María Epifanía González. El presidente de la ANDE estuvo muy poco porque había asumido cuando el anterior se había negado a firmar y renunció. Bolsonaro y sus técnicos se mostraron de acuerdo con una renegociación, es un acuerdo que estaba firmado y, desde mayo, vigente. La posición de Brasil podría ser lo siento mucho tus problemas de política doméstica no me incubem. Pero Abdo y Bolsonaro tienen una relación bastante fluida. Bolsonaro está apoyando a Abdo, que enfrenta posibilidades de atravesar un juicio político tanto él como su vive, por lo que la crisis política llegó hasta el Poder Ejecutivo en su máxima esfera.

¿Qué postura tomaron los sectores de la oposición?

Los sectores de la oposición se encuentran bastante unidos, convocaron a manifestaciones conjuntas y están en cierta forma sumando la cantidad de votos para solicitar el juicio político a Abdo y ya hay apoyo de varias bancadas. En torno al tema de la soberanía energética hay facciones muy unidas no importa de qué partido sean, hay una visión bastante en conjunto sobre no ceder soberanía energética. Además están los que ven en esto la posibilidad de sacar a un presidente del Partido Colorado y también hay un montón de otras cosas, sería ingenuo pensar que en lo único que se piensa es la soberanía energética con los recambios y con el anuncio de que se va a detener este pacto ya debería haberse desactivado pero, como se cree que fue una especie de traición a la Patria, continúa. También hay mucha puja interna dentro del Partido Colorado y hoy se va a debatir al respecto.

¿Considerás que el Partido Colorado va a cerrar filas detrás de Abdo? ¿El Presidente podría terminar como Lugo?

El Partido Colorado no va a cerrar filas detrás de Abdo porque está completamente fraccionado. La facción de(l ex presidente) Horacio Cartes ya anunció que va a apoyar el llamado a juicio político, por lo tanto se puede considerar que va a apoyar que se lo destituya. Lo más probable es que el Partido no se aglomere detrás del presidente, a pesar de que si es enjuiciado políticamente y se destituye al presidente y vicepresidente, quedaría en la presidencia un liberal. Algo similar a lo que le pasó con Fernando Lugo en el 2012, cuando quedó en el poder un liberal en la presidencia. En este caso sería Blas Llano por su rol de presidente del Senado.

¿Hay movilización callejera?

Hubo manifestaciones el sábado pasado, una multitudinaria, y hay otras convocadas para hoy, a favor y en contra de Abdo. También se espera que hoy hable la Episcopal de Paraguay, así que también se va a contar con la voz de la Iglesia Católica sobre esta crisis energética que devino en crisis energética e institucional.