Guerra de monedas: cómo afecta al peso argentino

Esta batalla es una carrera por ver cuál vale menos y así, ganar competitividad para vender productos en el mercado mundial. No se sabe dónde termina y eso genera pánico en las economías más débiles.

Mara Ruiz Malec
5 de agosto de 2019 12:08 hs
mara@cenital.com  
@marucha_rm

El dólar sube. En Argentina, el valor minorista trepó de $45,60 a $46,40 al momento de escribir esta nota. En el mercado mayorista, subió a primera hora hasta 45,7 pesos (de 44,70 que había cerrado el viernes) y luego se planchó (¿estará interviniendo el Banco Central o algún banco público?). Están pasando cosas...empezó la guerra de monedas (música épica).

Previously en "guerra de monedas": La Reserva Federal de Estados Unidos bajó la tasa de interés, pero Trump no quedó conforme. Trump quiere que la tasa baje para que los dólares se abaraten y ser más competitivo contra su rival comercial, que es China. Como no lo logró, decidió directamente subir el costo de las importaciones chinas aplicando un arancel (un impuesto). Pueden ver el capítulo completo acá.

China contestó a la suba de aranceles de Donald Trump dejando caer el yuan un 7%. La moneda china se abarató. ¿Qué significa? Con esto podrían bajar los precios de los productos chinos medidos en dólares (porque si antes vendiendo a un dólar conseguían seis yuanes, ahora se consiguen siete) y compensar el aumento de los aranceles (así se supone que funciona, no es tan literal en la realidad).

¿Qué pasa con el peso?

La guerra de monedas es una carrera por ver qué moneda vale menos y así, ganar competitividad para vender productos en el mercado mundial. Ni Estados Unidos ni China comercian solo entre ellos. Esto provoca que el resto del mundo también se sume. Así que todos empiezan a devaluar. A esto hay que agregarle que no se sabe dónde termina esta carrera. Esto genera pánico. Bueno, cuando hay pánico las monedas débiles tienen problemas adicionales y caen más frente al dólar. Porque ante la duda, dólares.

Entones, esta vez, el problema es externo. Todas las monedas están subiendo y ni siquiera podemos decir que el peso argentino es el peor. Colombia está con alzas fuertes. Un poco menos que nosotros están Chile y Brasil.

El problema es que, en Argentina, cada suba del dólar sin importar su motivo, dispara la espiral inflacionaria. Sin movimientos en el dólar seguimos con valores de inflación por encima del 2%. Esto es una complicación importante. Por eso el Banco Central, aunque sea un movimiento mundial, tiene incentivos a no dejar ir el dólar.

¿Qué pasa con el Yuan?

En 2010 fui a una entrevista laboral. Había una prueba de Excel, de interpretación de datos, una de inglés y una serie de preguntas de economía. Me acuerdo de todas. Una de ellas fue: "¿por qué no se aprecia el yuan?".

La lógica dice que, si China vende afuera mucho más de lo que compra, va a tener muchos dólares. En economía, si hay abundancia de algo, se espera que su precio baje. Y en materia de monedas, si el dólar se hace más barato, quiere decir que la moneda china (el yuan) se hace más caro. Se aprecia.

Los gobiernos intervienen para que esto suceda o no según sus necesidades. Lo hacen comprando ellos esos dólares, vendiéndolos, o dejando de hacerlo. También lo hacen subiendo o bajando la tasa de interés, de manera que entren más o menos dólares por la vía financiera. Digamos, lo que Trump está intentando que haga la FED.

Para comparar el poder de compra del dólar y el yuan, no alcanza con tomar cuánto vale el yuan frente al dólar (piensen que en la Argentina del 2001 un dólar a $4 era carísimo y hoy con $4 no te comprás un chupetín). Importa cuánto se puede comprar internamente en cada país, por lo tanto, importan los precios. A esto le llamamos "tipo de cambio real". Vean que un gobierno puede hacer muchos esfuerzos para que su moneda mantenga un cierto valor frente al dólar. Pero si al mismo tiempo mis precios suben, el dólar va a ser percibido como más barato. Es lo que generalmente sucede cuando vos tenés muchos dólares disponibles, pero mantenés el valor del dólar alto. Sos más competitivo, crecés más y tus costos y precios pueden crecer, además que tenés excedentes para demandar esos dólares aunque no sean baratos (sí, si esto les está sonando para algún momento de Argentina, está bien). A China esto mucho no le pasaba, básicamente porque los costos no crecían tanto, aunque la economía volaba. Y por eso la pregunta. Esto empezó a cambiar hace algún tiempo.

Más o menos desde 2006 que China empezó a permitir que se aprecie su tipo de cambio real, muy despacito, aunque lo hizo con más fuerza a partir de 2012. En febrero de 2016 fue el momento de menor competitividad con Estados Unidos. En el resto de 2016 y 2017 recuperó terreno y luego más o menos se mantuvo (hoy, es más "competitivo" que a principios de 2016).

China, mejora de los ingresos de su población mediante, había empezado a abandonar al tipo de cambio como una herramienta de competitividad. Es lo más sano, competir por calidad y no por precio. Ahora volvió. No sabemos cómo puede terminar esto. No tengo adelantos del próximo capítulo, lo siento. Lo que sí, no vamos a tener que esperar meses para verlo.