Cambio Climático: la comida de las personas bajo amenaza

Un informe de expertos de Naciones Unidas advierte sobre los efectos del calentamiento global en la producción de alimentos.


8 de agosto de 2019 15:08 hs

Científicos de todo el mundo advierten que el cambio climático pone en riesgo el suministro de agua y alimentos a nivel mundial. En un informe de la Organización de Naciones Unidas (ONU), más de 100 expertos de 52 países aseguran que aumentarán las inundaciones, las sequías y la destrucción de la tierra y aconsejan cambiar los hábitos alimenticios, utilizar mejor los recursos alimenticios, además de que piden que los gobiernos respeten las normas medioambientales, entre otras observaciones.

El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC) de la ONU publicó un informe, donde advierten que si no se cambian ciertos hábitos relacionados al cuidado ambiental habrá menos alimentos y más caros, menos nutritivos, y afectará de "manera dramática" en los países más pobres.

"La seguridad alimentaria se verá cada vez más afectada por el cambio climático futuro a través de la disminución del rendimiento agrícola, especialmente en los trópicos, con el aumento de los precios, la reducción de la calidad de los nutrientes y las interrupciones de la cadena de suministro. Veremos diferentes consecuencias en diferentes países, pero habrá un impacto más drástico en los países de bajos recursos en África, Asia, América Latina y el Caribe", afirma Priyadarshi Shukla, una de las autoras del informe.

Qué aconsejan

Tras cinco días de reuniones, los expertos publicaron el informe donde piden que los gobiernos respeten el Acuerdo de París, por el cual se comprometieron a mantener el calentamiento global por debajo de los 2 grados y que se detenga la degradación de la tierra, aunque explicaron que eso no será suficiente para revertir el cambio climático.

Por eso explicaron que será necesario hacer cambios en los hábitos alimenticios (comer más alimentos a base de legumbres, frutas, verduras) así como administrarlos mejor. Se calcula que actualmente se pierde un tercio de la comida que se produce en todo el mundo. Hacer un mejor uso contribuirá a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

En el documento explican que la degradación de la tierra hace el suelo menos productivo, y se reduce su capacidad para absorber carbono que impacta en el cambio climático y contribuye a una degradación acelerada.

"En un futuro, con lluvias más intensas, aumentará el riesgo de erosión del suelo en las tierras de cultivo. La gestión sostenible de la tierra es una forma de proteger a las comunidades de los efectos perjudiciales de la erosión del suelo y deslizamientos de tierra. Sin embargo, hay límites para lo que se puede hacer, por lo que en otros casos la degradación puede ser irreversible ", sostiene otro de los autores del estudio, Panel Kiyoto Tanabe.

De acuerdo al informe, en la actualidad 500 millones de personas viven en las regiones vulnerables al cambio climático, y experimentan las consecuencias de la desertificación, como sequías y olas de calor. En varios informes, diversos expertos ya habían advertido respecto de las graves consecuencias sociales que podrían producirse, resultando en hambrunas, conflictos por recursos y migraciones masivas.