Radiografía del votante argentino II

¿Por qué los mayores votan a Macri? ¿Qué profesiones son las más politizadas? El mejor y el peor presidente desde 1983. El voto LGBT. La grieta ideológica llega a Maradona-Messi y hasta a los destinos elegidos para vacacionar.

Daniel Schteingart
10 de agosto de 2019 15:08 hs
dany@cenital.com  
@danyscht?lang=es

Hace algunas semanas presentamos una primera radiografía del votante argentino, en base a los resultados de la Encuesta de Preferencias Políticas (EPP) que hice por medio de la plataforma Google Forms, y en la que respondieron más de 20.000 personas entre junio y julio. Si bien la EPP no es una encuesta representativa del conjunto de la población (ya que tiene múltiples sesgos, como por ejemplo haber sido respondida por gente mayormente politizada), sí tiene mucha tela por cortar. Hoy vamos a analizar algunos tópicos que no llegamos a analizar en la primera nota. Veamos.

¿Qué quieren los mayores?

Está claro que hay dos grandes variables que explican mucho de la intención de voto: clase social y edad. En general, los sectores más humildes tienden a votar al peronismo, en tanto que clases medias y altas al oficialismo. Asimismo, los jóvenes son más esquivos a Juntos por el Cambio (y votan más a la izquierda, el Frente de Todos y también a Espert, sobre todo los centennials varones). A la inversa, Macri arrasa entre los mayores de 50 años. ¿Por qué ocurre ello?

Lo que surge de la EPP es que la ideología de los mayores es más conservadora en lo social y en lo político. Pero, a la vez, los mayores no son neoliberales en materia económica, sino más bien de centro. En el mapa ideológico que analizamos en la primera radiografía del votante argentino, hay dos dimensiones: progresismo (estar a favor de la legalización del aborto, de la marihuana, tener una mirada positiva respecto al feminismo, etc.) y liberalismo económico (creer que hay que bajar impuestos a los ricos, que hay que abrir la economía, que hay que bajar el gasto público, etc.). ¿Dónde se ubican los mayores en este mapa? Como se ve a continuación, están mayormente abajo (bajo progresismo político) y al medio (moderado liberalismo económico).


Miremos un poco más en detalle. En el gráfico a continuación se muestra que en los votantes de todas las fuerzas políticas, los mayores de 50 años son menos feministas que los menores de 50 años. Lo mismo ocurre con otras variables: los mayores de 50 años son menos pro aborto que los menores de 50 (es decir, los votantes de Alberto Fernández mayores de 50 años son más antiaborto que los votantes de Alberto Fernández menores de 50); los mayores de 50 años están más en contra de la legalización de la marihuana (también en los votantes de todas las fuerzas políticas) o son menos pro LGBT. El mismo patrón puede encontrarse con la represión de la protesta social, con la idea de que los planes sociales atentan contra la cultura del trabajo o con la impresión de que en Argentina hay demasiados inmigrantes (por lo general, los mayores coinciden más con estas ideas que los jóvenes). También ocurre que las personas mayores son más religiosas que las más jóvenes. Que quede claro: estas tendencias se dan también siempre al interior de los votantes de una misma fuerza política (hacé clic para ver esto más en detalle).
A su vez, en materia económica, los mayores son más nacionalistas y, en muchos sentidos, intervencionistas que los más jóvenes. Una de las preguntas de la encuesta es la siguiente: "vas a una tienda y hay dos muebles. Uno cuesta $5000 y es importado y otro es $6000 y es nacional. ¿Cuál comprás?". La respuesta está en el gráfico a continuación.
El Gráfico previo muestra dos cosas. Primero, que en general los votantes de Fernández tienden a preferir más el nacional. Lo contrario ocurre con los votantes de Espert y Macri, que se inclinan mayormente por el importado. Sin embargo, sistemáticamente en todos los casos los mayores de 50 prefieren mucho más el nacional.
Lo mismo ocurre ante preguntas como si querés que YPF sea estatal, si la industria nacional es indispensable para el desarrollo, si "Argentina NO es un país de mierda" o si hay que aumentar impuestos a los más ricos. En todos los casos, al interior de los votantes de cada fuerza política, los mayores de 50 suelen estar más de acuerdo con estas ideas.
En resumen, ¿por qué los mayores tienden a votar a Macri? Mi impresión es que Juntos por el Cambio tiene un discurso mucho más del orden que el kirchnerismo. Alguna vez, Beatriz Sarlo se refirió al discurso kirchnerista como "rockero" (más irreverente) y que eso explicaba por qué los jóvenes apoyaban tanto a Néstor y Cristina. Los mayores votan más a Mauricio porque están abajo en el mapa ideológico (conservadurismo social), no tanto porque estén en la parte derecha (de alto liberalismo económico). A la inversa con los jóvenes. Si no pensemos en Espert, que se hace muy fuerte en los menores de 30 varones. ¿Por qué? También creo que, en parte, influye un discurso desfachatado, picante.
Dime qué estudiaste y te diré qué tan politizado eres
Un punto interesante a analizar es qué correlación existe entre estudiar (o haber estudiado) una determinada carrera universitaria y el interés por la política y/o la economía. El interés por la política se mide a partir de una pregunta específica acerca de cuánto te interesa la política de 0 a 10, en tanto que el interés por la economía lo aproximé a partir de quiénes leen diarios económicos (como Ámbito, Cronista, BAE o el Economista).
En el Gráfico a continuación se presentan algunas pistas de ello. El Gráfico está definido en cuatro cuadrantes: arriba a la derecha, están aquellas carreras con alto interés tanto en la política como en la economía. Abajo a la derecha, aquellas carreras muy politizadas, pero con menor interés por la economía. Arriba a la izquierda, están las carreras menos politizadas pero con alto interés relativo por la economía; por último, abajo a la izquierda, están las carreras menos politizadas y más desinteresadas en economía.

Previsiblemente, los economistas pican en punta en ser los más interesados en economía: casi el 70% lee habitualmente diarios económicos. A su vez, el interés de los economistas por la política es ligeramente superior al promedio de los que respondieron (por eso están algo a la derecha de la raya vertical, que define la media). Por su parte, y previsiblemente, los más hiperpolitizados son quienes estudiaron Ciencias Sociales (con un interés en la política de 9,1 en una escala de 0 a 10), aunque su interés por la coyuntura económica es algo menor a la media. Los periodistas también tienen alto interés en la política (aunque no leen mucho diarios económicos), en tanto que los que estudiaron artes y psicología son muy politizados pero bastante desinteresados en temas económicos. Los que estudiaron derecho son también altamente politizados y con un interés en la economía similar al promedio.
En el cuadrante "noroeste" están los que no tienen mucho interés en la política, pero sí en la coyuntura económica. Tenemos aquí a ingenieros, contadores, informáticos y quienes estudiaron comercio exterior y turismo. Por último, abajo a la izquierda tenemos a los relativamente más desinteresados en ambos temas, como los que estudiaron marketing, arquitectura/diseño, medicina, idiomas, ciencias exactas o docentes (educación).
Un punto interesante es que el nivel de politización de los varones y mujeres que respondieron la encuesta es similar. Sin embargo, el porcentaje de varones que lee diarios económicos es decididamente más alto que el de mujeres (41% a 22% aproximadamente), lo cual va de la mano con el hecho de que los egresados de carreras masculinizadas como ingenierías, informática o economía lean más diarios especializados en economía que los egresados de carreras altamente feminizadas como psicología o educación.
¿A quién votan los LGBT?
Una de las preguntas de las EPP es si te considerás parte de algún colectivo identitario (peronismo, kirchnerismo, liberalismo, macrismo, LGBT, etcétera). ¿Quiénes se consideran LGBT? ¿A quién votan?

Primer punto, hay muchas más mujeres que varones que se declaran LGBT. En las mujeres que votan a Del Caño, el 23,9% se considera LGBT; en las que votan a Fernández, el 12,5%. En los varones esos porcentajes son menores al 10%, aunque la propensión de éstos a votar por Del Caño y Fernández es más alta que a otros candidatos. Sin embargo, hay un dato interesante: en los votantes de Macri hay más varones LGBT que mujeres LGBT, a contramano de lo que ocurre en los de Fernández o Del Caño. Al parecer, la propuesta de Juntos por el Cambio atrae particularmente muy poco a mujeres lesbianas o bisexuales. En resumen, en el mapa ideológico, las mujeres LGBT están más arriba a la izquierda que los varones LGBT, que también están en promedio en la parte de arriba a la izquierda (pero no tan arriba a la izquierda).
Ideología y vacaciones
¿Hay alguna relación entre tu ideología el lugar al que te vas de vacaciones? Una de las preguntas de la EPP es a dónde te fuiste de vacaciones en el último año. Y aquí surge algo interesante. Miremos el gráfico.

Dentro de los votantes de Macri que respondieron la encuesta, el 12% se fue a Estados Unidos en el último año, y el mismo porcentaje se fue a Europa. En los de Espert, ambas cifran rondan el 8%. En cambio, en los de Lavagna, Del Caño y Fernández se observa que la preferencia por Europa (en el caso de quienes tienen dinero para vacacionar afuera) es mucho más alta. En otros términos, por cada votante de Macri y Espert que fue a Estados Unidos, hay uno que fue a Europa. En cambio, por cada votante de Del Caño y Fernández que fue a Estados Unidos, hay alrededor de dos que fueron a Europa (en los de Lavagna, por cada uno que fue a Estados Unidos, hay 1,6 que fueron a Europa). ¿Por qué?
Puede haber dos hipótesis. Una es que la ideología sí condiciona el lugar al que una persona se va de Vacaciones. Los votantes de Espert y Macri tienen una visión mucho más favorable a Estados Unidos que el resto. Una prueba de ello es que la imagen que tienen de Obama y Trump (también preguntadas en la EPP) tiende a ser más alta que en el resto. Por el contrario, es bien sabido que en los votantes de izquierda lo norteamericano cae peor. Eso puede explicar por qué de tener dinero para vacacionar en el exterior, los más progres tienden a elegir más Europa. La segunda hipótesis invierte la causalidad: como vacaciono en Estados Unidos, me hago más liberal. La forma de precisar mejor eso es conociendo si los que vacacionaron en Estados Unidos era por primera vez o si ya habían ido en el pasado; lamentablemente, no lo pregunté en la encuesta. De todos modos, si tuviera que jugar alguna ficha hoy, me inclinaría por la primera hipótesis.
El mejor gobierno desde 1983
¿Cuál fue el mejor gobierno desde la restauración democrática? ¿Cuál el peor? Previsiblemente, aquí hay una enorme grieta según los votantes de la EPP.
Los votantes de Del Caño, Fernández, Lavagna y los indecisos eligen por lejos al de Néstor Kirchner como el mejor desde 1983. En contraste, los de Macri eligen al actual. En los de Espert la gran mayoría (el 63%) elige al primero de Menem como el mejor.

Pongamos un poco más la lupa. El 29% de los votantes de Alberto elige al primer gobierno de Cristina como el mejor desde 1983. En los de Del Caño también hay cristinistas: un 16% elige a CFK I como el mejor. En el resto de los votantes, prácticamente nadie elige a CFK I como el mejor (y todavía menos a CFK II). Definitivamente, el nestorismo tiene mejor reputación que el cristinismo. No sorprende entonces por qué CFK eligió a Alberto como candidato.
Las preferencias por Alfonsín suben bastante en los votantes en blanco, indecisos, lavagnistas y, en menor medida, los de Macri. Casi nadie que vota a Fernández considera a Alfonsín como el mejor desde 1983, aunque muchos tienen valoración positiva del ex presidente radical. La presidencia de Duhalde es poco votada en general como la mejor desde 1983 (menos del 2% del total). Sin embargo, ese porcentaje sube más en los de Lavagna (5%), quien fuera designado ministro de economía en 2002.
Respecto a las peores presidencias desde 1983, también hay una grieta enorme. El 68% de los votantes de Fernández considera al gobierno actual como el peor desde la vuelta de la democracia. El 82% de los de Macri (y el 66% de los de Espert) elige al segundo de CFK como el peor desde 1983. De La Rúa y el segundo de Menem, en cambio, ganan mucho más peso en los votantes de Del Caño, Lavagna, los indecisos y los que votan en blanco.

Maradona y Messi
Una última por hoy: ¿cómo te cae Maradona? ¿Cómo te cae Messi?
El Diego genera mucha más grieta que Lio: la imagen de Maradona (de 0 a 10) es relativamente media/alta en votantes de Fernández y es bajísima en los de Macri y Espert. No sorprende: Maradona se pronunció públicamente a favor de CFK y el chavismo y en contra de Macri. La de Lio (que nunca habló de política) es mucho más alta en general y más pareja entre las distintas ideologías, aunque es algo más alta en los de Espert y Macri que en los de Del Caño y Fernández.

Sin embargo, hay un par de cuestiones adicionales. Tanto Messi como Maradona caen mejor en los varones que en las mujeres, lo cual es lógico dado el diferente interés de ambos géneros en el fútbol masculino. Sin embargo, la brecha de género es diferente. La imagen de Messi es un poco menor (0,7 puntos en promedio) en las mujeres que en los varones. La de Maradona es mucho menor en las mujeres (2,2 puntos en promedio). Tampoco sorprende esto: Maradona tiene un mal prontuario en temas de violencia de género. Messi no.
¿Qué más? Hay una grieta generacional también. La imagen de Messi es positiva en todas las edades, pero particularmente en los sub30. La de Maradona es mucho más baja en los jóvenes, y levanta mucho en los que tienen más de 40 años (casi 2 puntos más alta que en los sub30). También es lógico: los nacidos antes de 1980 son quienes lo vieron a Diego en su mejor versión en el Mundial de 1986.