Se empezó a aplicar la quita del IVA, ¿bajarán los precios?

El Gobierno anunció la eliminación del impuesto para algunos productos básicos. ¿Alcanza para evitar el impacto al bolsillo?

Mara Ruiz Malec
16 de agosto de 2019 11:08 hs
mara@cenital.com  
@marucha_rm

Este jueves Mauricio Macri anunció la baja del IVA para productos de la canasta básica. Algunos ya tenían una alícuota reducida del 10,5%, mientras que otros (en particular, la leche) ya se encontraba exento en algunas de sus presentaciones.

La medida tiene dos problemas. En primer lugar, y como explicó en algún momento el economista Oscar Cetrángolo, el IVA es un impuesto que se cobra por etapas. En casa paso del proceso productivo, se cobra sobre el valor que cada eslabón de la cadena agregó. Así, una parte del IVA del arroz se cobra cuando se compra el arroz, otra cuando se procesa, otra cuando se empaca, otra cuando se distribuye y otra cuando se comercializa. El precio final tiene adentro todas estas cosas. Pero la baja del IVA suele realizarse sobre el eslabón final (lo contrario requiere una ingeniería fiscal muy complicada). Entonces pasamos de una alícuota de 21% (o de 10,5%) a una de 0% pero solo sobre la parte del precio que corresponde al último eslabón de la cadena, no sobre el precio total. Cetrángolo calcula que pasar del 21% al 0% implica en realidad una baja de 4,1% sobre el precio final.

A esto hay que sumarle que, en un contexto inflacionario, es un poco difícil saber si el precio "subió menos de lo que iba a subir" gracias a esta medida. Si no hay inflación, te das cuenta enseguida: algo que vale 100 pesos, después de la medida tiene valer menos. Pero en este caso, con tantas subas y tanta disparidad de precios, es posible que el comercio se quede con esa rebaja de impuesto, recomponiendo su margen, sin trasladarlo a un precio menor.

Esto suena todavía más tentador si se tiene en cuenta que la medida es temporal. Rige solo hasta fin de año. ¿Qué pasará cuando se extinga? ¿Le conviene al empresario bajar el precio ahora y subirlo después de golpe?

Por último, de acuerdo con el propio gobierno, el costo fiscal de la medida sería de 10 mil millones de pesos. El costo para los próximos cuatro meses de la medida es apenas un 7% de lo que se recaudó en el último mes para cual tenemos información, que es julio.