¿Qué le pasa a Carrió con la muerte?

La dirigente volvió a burlarse del asesinato del ex gobernador de Río Negro. Repasamos otros episodios similares de la líder de la Coalición Cívica.

Martín Waisman
16 de agosto de 2019 12:08 hs
waisman@cenital.com  
@MJwaisman

Este jueves la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, volvió a ser noticia por el enérgico discurso que brindó durante la reunión de gabinete ampliado en el CCK, donde se reunieron dirigentes de Juntos por el Cambio tras las derrota electoral en las PASO.

La diputada dijo que con Miguel Angel Pichetto están "en las antípodas", y recordó su amistad con el ex gobernador de Río Negro, Carlos Soria, histórico rival del compañero de fórmula de Mauricio Macri en la interna del peronismo de esa provincia.

"Yo era amiga del Gringo Soria, que decía 'mi mujer me va a matar' y la mujer lo mató", expresó Carrió, chiste que causó risas y aplausos de los presentes en el auditorio.

Minutos después, hizo otra alusión a la muerte al remarcarle al presidente Macri que iba a seguir apoyándolo a pesar de que muchos funcionarios no tenían fe en la posibilidad de revertir el resultado electoral de las primarias. "Soy la llevadora oficial de muertos al Chaco, hasta a mi padrasto lo llevé porque en momentos de crisis la única que se hace cargo soy yo, porque acepto la muerte", expresó y contó, de manera jocosa, que obligó "a un íntimo amigo a pagar el cajón más caro de (la casa funeraria) Lázaro Costa porque fue tacaño con mi amiga en vida".

Sin embargo, no es la primera vez que la dirigente de Cambiemos realiza este tipo de declaraciones. Durante la campaña en Santa Fe, había realizado un comentario similar sobre el ex gobernador de Río Negro, asesinado por su esposa, Susana Freydoz, durante el Año Nuevo de 2012.

Carrió había recibido fuertes críticas en abril de este año al celebrar la muerte del ex gobernador de Córdoba, José Manuel De la Sota, mientras recorría la provincia mediterránea junto a Mario Negri.

"Gracias a Dios murió De la Sota, porque ahí sabrían lo que es una denunciadora. Lo que debemos plantearnos es quién maneja la droga a partir de ahora en Córdoba", sostuvo en aquella oportunidad.


Las declaraciones de Carrió no tardaron en repetirse en las redes sociales y generaron un repudio generalizado. La hija del tres veces mandatario de Córdoba, Candelaria De la Sota, evitó responderle a Carrió y le envió un tuit al presidente Mauricio Macri: "Espero que le pida a su socia política que se disculpe de inmediato conmigo y toda mi familia por la inmensa barbaridad que dijo sobre la muerte de mi padre. No todo vale para conseguir votos". Hacía siete meses, cuando De la Sota falleció en un accidente automovilístico, la líder de la Coalición Cívica se había solidarizado con los familiares ante la noticia.

Otro de los comentarios desafortunados en el último tiempo fue respecto a Santiago Maldonado en octubre de 2017. Tras el hallazgo de un cuerpo en el Río Chubut a 300 metros del lugar donde fue visto por última vez el joven artesano, el periodista Diego Leuco afirmó que las bajas temperaturas favorecieron la conservación del mismo y Lilita comparó el caso con Walt Disney, en referencia a la leyenda urbana de que sus restos fueron congelados.

Luego de sus dichos, Carrió salió a pedir disculpas a la familia de Santiago Maldonado. "Pido perdón de corazón si les causé algún dolor", dijo a través de Twitter.

En noviembre de 2017, la diputada nacional tuvo una respuesta inapropiada cuando Carlos Zavalla, primer comandante del submarino ARA San Juan, hablaba sobre la muerte de su hijo años atrás en la mesa de Mirtha Legrand. El ex comandante comparó la situación que podían estar viviendo los tripulantes con la de su hijo durante una enfermedad.

"Mi preocupación fue cómo él iba a superar esto. Yo lo veía tan tranquilo y asistido por un psicólogo y un día le dije: 'Jorge, ¿él sabe que se va a morir?'. Y me dijo: 'Sí, sabe que se va a morir y lo estamos trabajando; su única ambición es no sufrir", recordó Zavalla. Ante la emoción que le generaba la anécdota al marino, Carrió comentó: "Ah, mi ambición es que hagan arroz con champiñones en mi velorio". En ese momento se generó un tenso silencio en la mesa y la dirigente aclaró que no lo estaba "tomando en broma" porque ella también tiene "un hermano muerto a los 42 años".

El programa de Mirtha Legrand ya había sido escenario de otro exabrupto de Carrió en 2011 cuando le restó importancia a la masividad del funeral del ex presidente Néstor Kirchner al expresar que estuvo "organizado por Fuerza Bruta, que es el organizó el Bicentenario".

No obstante, no fue la única vez que se refirió a la muerte de Néstor Kirchner. "Duermo tan tranquila desde que este hombre falleció porque la capacidad de daño de Kirchner no va a ser igualada por nadie", afirmó ese mismo año en una entrevista en el canal Todos Noticias.

Años después, en una entrevista con el portal Infobae, Carrió manifestó que el ex mandatario había fallecido "por su avaricia"