La AGN cuestionó a Luis Caputo por invertir dinero del FGS en su propia empresa

Un informe de la auditoría, que contó con el aval del oficialismo, revela que el Fondo de Garantía de Sustentabilidad destinó recursos a firmas relacionadas con su propio titular, Luis María Blaquier, y en la del entonces secretario de Finanzas.

Juan Amorín
18 de agosto de 2019 16:08 hs
amorin@cenital.com  
@juan_amorin

La Auditoría General de la Nación aprobó, por unanimidad, un informe donde se cuestionan las inversiones realizadas por el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) durante el período 2016, más particularmente, aquellas que involucran de lleno a ex funcionarios de la gestión de Mauricio Macri, como el ex secretario de Finanzas Luis Toto Caputo y el ex titular del fondo Luis María Blaquier.

Según se detalla en el documento, que contó con el aval de los auditores oficialistas, se pudo observar que el Fondo de Garantía de Sustentabilidad invirtió en Fondos Comunes de Inversión de la firma Axis, que fundó y presidió Luis Caputo hasta diciembre de 2015, momento en el que pasó a la función pública. Es decir, Caputo, integrante del Comité Ejecutivo del FGS, decidió invertir dinero público en fondos comunes de inversión de la empresa que él mismo creó.

En su informe, la AGN también advierte que el fondo común de inversión "AXIS Ahorro Plus" está integrado en más de un 99% por Títulos Públicos, los cuales -en su mayoría- corresponden a Letras emitidas por el Banco Central de la República Argentina (Lebacs), por lo que destaca que "dicha decisión de inversión generó comisiones que podrían haberse evitado al invertir en forma directa con el Banco Central" al tiempo que "restringe la liquidez otorgada por los fondos".

"Adicionalmente, cabe mencionar que el Secretario de Finanzas, integrante del Comité Ejecutivo, se desempeñó como Presidente de la Sociedad Gerente del Fondo AXIS hasta septiembre de 2015, y no se ha obtenido evidencia acerca de una comunicación en la cual se aclare dicha circunstancia, lo que se interpretaría como un conflicto de intereses incumpliendo el art.13 y 15 de la Ley 25.188 "Ética en el ejercicio de la Función Pública" y los "Principios de Seguridad y Rentabilidad de las Inversiones con Activos del FGS"", sostiene la Auditoría en el documento, aprobado el miércoles pasado.

Además, el organismo de control también objetó la compra de Obligaciones Negociables, donde detectó nuevos casos de conflicto de interés, en este caso en favor de las firmas Cablevisión S.A. y Arcor S.A.I.C.

"El Acta fue firmada entre otros, por el Subdirector de Operación del FGS, el expediente se encuentra judicializado y no se pudo acceder al mismo. No obstante, cabe mencionar que el Subdirector de Operación del FGS (Luis María Blaquier) desempeñó cargos directivos en ambas empresas hasta diciembre de 2015, momento en el cual renunció para cumplir con sus funciones en el FGS. No se ha obtenido evidencia acerca de una comunicación en la cual se aclare dicha circunstancia que se interpretaría como un conflicto de intereses", detalló el informe respecto a las maniobras financieras del FGS.

FGS Caputo by Cenital Com on Scribd


Esta no es la primera vez que la firma del ex secretario de Finanzas y las inversiones públicas son objetadas: Luis Caputo fue denunciado por la Unidad Fiscal para la investigación de delitos relativos a la Seguridad Social (UFISES) por favorecer a Axis a través del Fondo de Garantía de Sustentabilidad. Además, meses más tarde, Caputo recibió una nueva demanda vinculada a la compra de dólar futuro, dado que Axis, la firma que fundó, operó al menos 300 millones de pesos entre 2016 y el 9 de abril de 2018 en el mercado de futuros a término de Rosario (ROFEX).

Contrato Rofex Axis by Cenital Com on Scribd

Por otra parte, Luis María Blaquier también cuenta con una denuncia penal en su contra que investiga el juez Sebastián Casanello, y su situación judicial podría agravarse a partir del informe de la Auditoría, donde se destaca que renunció a Cablevisión y Arcor para "cumplir funciones en el FGS". Es decir -siempre según la denuncia-, Blaquier dejó de cumplir funciones en las empresas para beneficiarlas desde su rol en el Estado con inversiones millonarias que, en muchos casos, no se justificaban.