El debate por la deuda: ¿reestructurar o refinanciar?

Cenital consultó a tres economistas para conocer qué significan los dos términos económicos que quedaron en el centro de la discusión tras los dichos de Alberto Fernández.

Leticia Martínez
21 de agosto de 2019 12:08 hs
leticia@cenital.com  
@aletimartinez

En una entrevista con Clarín, Alberto Fernández sostuvo que llamará uno a uno a los tenedores de bonos y sus palabras generaron incertidumbre acerca de la posible búsqueda de una reestructuración de la deuda. Minutos más tarde desde el entorno del candidato del Frente de Todos explicaron que lo que quiso decir es que buscará una refinanciación ¿Pero cuál es la diferencia entre ambos conceptos económicos?

Martín Kalos, economista y director de la consultora Elypsis

"Reestructurar la deuda se trata de cambiar los términos del repago de esa deuda, en cambio refinanciar puede aludir estrictamente a solicitar un mayor plazo de pago. Es decir reestructurar es más de fondo, y es lo que hizo Argentina después del default cuando reestructuró su deuda. Emitió nuevos bonos para reemplazar a los anteriores e hizo una negociación más agresiva acerca de los términos en que se daba ese cambio de bonos", asegura Kalos con respecto a lo que hizo la Argentina luego de la crisis de 2001.

El economista sostiene que posiblemente con el Fondo Monetario Internacional se refinancie la deuda. "Es simplemente pedir mayor plazo para cumplir con las obligaciones que ya se tenían en el resto de los términos como la tasa de interés y eso es algo mucho más amigable. Además generalmente cuando uno habla de reestructuración es porque no tiene otra opción y por eso la abruptez del cambio. Generalmente indica mayores dificultades para cumlir con los compromisos, refinanciar es algo que suele estar sobre el tablero en cualquier momento como parte de una negociación", aclara Kalos.

Julia Segoviano, economista de la consultora Labour, Capital & Growth (LCG)

"La clave entre refinanciamiento y reestructuración es que en el primer caso cumplís el contrato y en el segundo no. Sentarse a hablar con cada acreedor no necesariamente implica dejar de cumplir, pero por eso es importante la correcta comunicación", sostiene Segoviano con respecto al dilema que se generó luego de los dichos de Fernández.

"Lo que dijo Alberto está más asociado con una reestructuración justamente por esto de sentarse a hablar con cada acreedor. Él dijo de hablar bonista por bonista, eso llamó la atención porque está asociado con una reestructuración y es por esto que Nielsen salió a aclarar que Alberto no se refirió a eso (que implicaría incumplir contratos) sino que se refirió a refinanciamiento. Ahí empezó todo este debate sobre refinanciamiento versus reestructuración", agrega la economista.

A diferencia de Kalos, Segoviano considera que en cuanto a la deuda con el FMI la decisión sea otra: "Estoy de acuerdo con que sería más prudente evitar hablar de reestructuración, no es que digo 'es todo lo mismo', el comentario de bonista por bonista se puede evitar, pero lo que también es concreto es que al menos con el FMI una reestructuración vamos a necesitar, más allá de la gestión que venga".

Leandro Mora Alfonsín, economista y docente de la UBA

"La reestructuración es más trabajosa porque puede llegar a implicar, o no, a distintos tipos y casos, renegociación de algunos términos de la deuda en quita de capital. El refinanciamiento es en función del cronograma de vencimientos que tenés y tratás de reacomodar esos vencimientos, obviamente a una tasa de interés diferente porque tu prima de riesgo va a ser distinta. Reacomodan las fechas de vencimiento para que sean más cómodos de afrontar y no pongan exigencias y presiones fuertes sobre la cuenta corriente si quedan muy cercanos en el tiempo", concluye el economista.

Ante el posible temor que podía generar en los mercados el hecho de que Fernández hablara de un cambio en el contrato de deuda con los bonistas, el economista que forma parte del Frente de Todos, Guillermo Nielsen, salió a aclarar que el ex jefe de gabinete buscará una refinanciación y no una reestructuración. "Queremos evitar una situación de conflicto con los tenedores de bonos", advirtió el especialista al explicar cuáles serán las medidas a tomar en un eventual gobierno del candidato que quedó mejor posicionado tras las PASO, donde aventajó por 15 puntos a Mauricio Macri.