La confirmación de Maduro

El mandatario dio sorpresivo crédito a las versiones sobre contactos entre altos funcionarios venezolanos y el gobierno de Donald Trump.

Leticia Martínez
21 de agosto de 2019 15:08 hs
leticia@cenital.com  
@aletimartinez

"Fíjense ustedes lo que dice My president, esto es importante", advirtió Nicolás Maduro frente a las cámaras al inaugurar una terminal de ómnibus y mientras se disponía a leer los recientes dichos de Donald Trump. "El presidente de Estados Unidos dijo este jueves que su gobierno mantiene contactos de muy alto nivel con funcionarios venezolanos", leyó el mandatario venezolano las palabras del Republicano, que iban en consonancia con una nota publicada por The Associated Press pero que funcionarios chavistas habían negado que fuera cierto. Sin embargo, en esta oportunidad el propio líder bolivariano confirmó la información y aseguró: "Desde hace meses tenemos contactos".

Contexto

La idea de que el gobierno de Maduro mantenía contactos con la administración de Trump tomó fuerza luego de la publicación de la agencia de noticias estadounidense The Associated Press (AP), donde aseguraba que el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente y primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, había viajado a Estados Unidos para mantener "reuniones secretas" con integrantes del gobierno norteamericano.

Luego de que se hiciera pública esa información fue el propio Cabello quien ante la pregunta de uno de los periodistas de AP afirmó: "No me pidas que yo te confirme lo que tú publicaste contra mí, o de mí o tu agencia. No me pidas porque eso no es sano", sostuvo y agregó: "Se ve como que la agencia quiere que yo legitime lo que sacó. Una mentira, una manipulación". De esa forma, el segundo de Maduro negó los rumores sobre los posibles vínculos, que daban a entender que el chavista negociaba con la administración de Trump en contra del presidente venezolano.

No fue hasta este jueves, cuando Trump fue consultado por un periodista y admitió que era cierto lo que había publicado la agencia sobre las reuniones con funcionarios chavistas. El republicano confirmó el diálogo con "altos funcionarios" venezolanos y agregó que no diría el nombre, pero que era cierto. Ese fue el envión que recibió Maduro para, por primera vez, estar de acuerdo en algo con el mandatario norteamericano y confirmar los diálogos entre ambos gobiernos.

Sorpresa

La noticia de las reuniones entre funcionarios de Trump y de Maduro sorprendió en el contexto actual, ya que el vínculo entre ambos países terminó de tensarse el pasado 5 de agosto, cuando la administración republicana decidió congelar los activos estatales venezolanos, y en respuesta el líder chavista terminó con las conversaciones con la oposición, que se realizaban en Barbados con el auspicio de Noruega desde mayo.

Las relaciones entre ambos países se habían roto el pasado 23 de enero, cuando los Estados Unidos, junto a medio centenar de países, reconocieron a Juan Guaidó como presidente legítimo. El reconocimiento del opositor debilitó a Maduro, quien contaba con pocos estados que se animaran a apoyarlo, entre los más relevantes se encuentran China y Rusia, y se creía que su caída era inminente. Sin embargo, con los meses quien fue perdiendo protagonismo fue el autoproclamado mandatario y la decisión de la administración norteamericana de negociar con el liderazgo bolivariano confirma el poder con el que aún cuenta Maduro.

¿Acuerdo o traición?

Luego de la confirmación por parte de Trump y de Maduro sobre las negociaciones entre Estados Unidos y Venezuela, el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, John Bolton, aseguró hoy que los funcionarios que viajaron a norteamérica lo hicieron a "espaldas" del líder bolivariano.

"Los únicos asuntos discutidos por aquellos que están acercándose a espaldas de Maduro son su partida y elecciones libres y justas", escribió en su Twitter el funcionario estadounidense, el mismo que había sido el encargado de encabezar el Grupo de Lima, integrado por 12 países de la región, para explicar la última medida de Trump contra Maduro, sobre la decisión de bloquear en su totalidad los activos venezolanos.

Los recientes dichos de Bolton agregan mayor confusión a la ya compleja situación entre Estados Unidos y Venezuela, y sobre todo siembra algunos interrogantes ¿Por qué Cabello negó los contactos con norteamérica si después Maduro los confirmó? ¿Estaba al tanto el líder venezolano? ¿O se enteró luego y decidió asegurar que estaba al tanto para no mostrarse debilitado frente a lo que podría ser una traición de sus funcionarios más cercanos?