La oposición en alerta: "Es un default y quieren hacernos socios de sus cagadas"

En el Frente de Todos, en Consenso Federal y en el FIT coincidieron en lo que implica la decisión del Gobierno y en que la apuesta por el Congreso significa un intento de coparticipar a todo el arco político de los errores de la gestión económica. A la espera del proyecto de ley, en Cambiemos piden colaboración.

Noelia Barral Grigera
28 de agosto de 2019 22:08 hs
nbg@cenital.com  
@nbg__

La oposición se debate entre el lamento porque el presidente Mauricio Macri demoró demasiado en implementar medidas que sus rivales electorales venían reclamando desde hace semanas y la alarma debido a que parte del paquete anunciado por el ministro Hernán Lacunza implica un nuevo default para la Argentina. Además, a la espera del proyecto de ley que el Gobierno enviará al Congreso y que para algunos es un intento oficialista de hacerlos "socios en las malas", parte de la dirigencia opositora consultada por Cenital advirtió que el Gobierno debe todavía tomar una medida más: algún tipo de control de capitales para contener al dólar.

En el Frente de Todos, Consenso Federal y el Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT) coincidieron en tres puntos:

· más allá del eufemismo "reperfilar" elegido por el ministro Lacunza, el paquete de medidas es en los hechos un default,

· la decisión de involucrar al Congreso apunta a "coparticipar" a la oposición en la responsabilidad por el éxito o el fracaso de las medidas y

· además de las decisiones anunciadas, el Gobierno debería también implementar algún tipo de control de capitales para evitar que siga escalando la ya fuertísima devaluación.

"Macri reconoció el error de su acuerdo con el FMI y el default de su gobierno. Empezó a entender que no puede seguir regalándoles los dólares a los bancos", fue una de las primeras reacciones de un encumbradísimo integrante del Frente de Todos que ante Cenital lamentó que la decisión oficial llega "tarde" porque en el medio "perdimos millones". Además, advirtió: "Vamos a pagar costo internacional".

La dimensión del default anunciado por el ministro Lacunza es amplia, analizaban luego de la conferencia en el espacio opositor más votado. Las instituciones, a las que les refinanciarán los plazos de pago de las Letes y las Lecaps, tienen el 95% de los fondos totales colocados en esos instrumentos.

¿El objetivo? Conseguir dólares frescos del FMI. "Están procurando refinanciar con los privados para tratar de abrir las puertas al desembolso del Fondo".

En Consenso Federal coincidieron en el primer diagnóstico: "Hubo un reconocimiento de parte del nuevo equipo económico de que la política anterior ya no va más. La lógica de títulos cortos con tasas exhorbitantes no podía continuar", resaltaron. Cerca del candidato presidencial Roberto Lavagna estimaron que esa primera decisión probablemente anticipe fuertes bajas en las tasas de interés. Y también acordaron en que un canje compulsivo muy probablemente desembocará en juicios por default.

Respecto de la posibilidad de ampliar los controles de capitales (luego de la decisión sobre la liquidación de exportaciones), para los lavagnistas dependerá de si el Fondo finalmente hace o no el desembolso previsto para este período. Si aparecen esos dólares, tal vez el Gobierno pueda evitar ampliar los controles.

Menos contemplaciones recibió la decisión de enviar un proyecto de ley para que el Congreso discuta qué hacer con la deuda en pesos y bajo legislación nacional. "Es un default controlado. Creen que nos van a hacer socios de sus cagadas", se quejaron cerca de Lavagna. Por el FIT, Myriam Bregman coincidió: "Nos invitan a compartir la tabla del naufragio".

La suerte del proyecto en el Congreso

Qué postura adoptará la oposición en Diputados y en el Senado es todavía una incógnita, debido a que el Gobierno no difundió aún el proyecto de ley. Según voceros oficiales, el texto entrará este viernes al Congreso y lo hará por el Senado. En principio, la mayoría de los bloques opositores advirtieron que primero deberían ver qué dice la iniciativa para poder anticipar si lo apoyarán o no.

El FIT, de todas formas, avisó a través de Bregman: "No vamos a ir al Congreso a convalidar la estafa. La izquierda irá a discutir medidas para defender el salario, a los pequeños ahorristas y evitar que el capital financiero siga desangrando al país".

Qué espera Cambiemos

En el oficialismo legislativo no hay mayores certezas. Lo único que saben los jefes de los bloques oficialistas es que el ministro Lacunza está dispuesto a defender el todavía desconocido proyecto ante los diputados y senadores, pero que su principal preocupación no pasa por esa iniciativa sino por el DNU que comenzará a operar sobre la reestructuración de los plazos de pago para Letes y Lecaps. DNU que, como manda la ley, también deberá pasar por el Congreso. Así, la única decisión que no pasará por los diputados y senadores será la renegociación con el FMI.

En el interbloque que conduce Mario Negri en la Cámara baja admitían anoche que será difícil que el kirchnerismo acompañe una reestructuración de la deuda aunque también evaluaban que cualquier bloqueo a las decisiones del Gobierno podría hacerlos quedar como "incendiarios". Además, se preguntaban: "¿Por qué dirían que no a una extensión de los plazos de mediano plazo que deberá pagar Alberto?". Sí, dando por hecho el triunfo opositor en octubre.

Un punto clave para la lectura política de la decisión del oficialismo lo aportaron analistas del peronismo: "Si vas a proponer un canje, siendo un gobierno que está de salida no tenés ningún tipo de adhesión. Por eso necesitan al Congreso".

Para Mario Negri, "la oposición está invitada a ser parte de la solución y no un problema" porque "las medidas permitirán darle más capacidad de acción al Banco Central".

La senadora Silvia Elías de Pérez, que participó de la reunión que Macri mantuvo con los legisladores de Cambiemos justo antes del anuncio de Lacunza, pidió "llevar tranquilidad" desde el Congreso y reclamó la colaboración "de toda la clase política, abandonando toda mezquindad por la campaña electoral".