Paul Krugman apuntó contra el FMI por la crisis argentina

El Nobel de Economía analizó la situación que atraviesa el país y criticó al organismo internacional porque "se repiten errores y ellos deberían haberlo sabido".


3 de septiembre de 2019 13:09 hs

El Premio Nobel de Economía Paul Krugman responsabilizó a la ex directora del FMI, Christine Lagarde, la crisis económica argentina y sostuvo que el organismo financiero volvió a cometer los mismos errores que en 2001.

"Lo que es sorprendente para aquellos de nosotros que hemos pasado mucho tiempo en tales crisis, es que esto es increíblemente cercano al guión de 1998-2001: sin ley de convertibilidad, pero errores de política similares y la mismo autorización del FMI para cometer esos errores", sostuvo economista.

Krugman apuntó duramente contra Lagarde, que se encamina a dirigir el Banco Central Europeo, y dijo que el antecedente del caso argentino le genera procuración por el futuro del viejo continente. "Esto me hace preocuparme más por Lagarde en el BCE. Todos los involucrados realmente, realmente deberían haber sabido mejor", manifestó en la red social Twitter.

En su intento de "entender el desastre", el Nobel de Economía señaló que "cuando Macri asumió el cargo, ya tenía un problema de déficit gemelos: fiscal y de cuenta corriente, con un desequilibrio significativo en la cuenta corriente" y consideró que la respuesta "de libro de texto" para resolverlo es una "consolidación fiscal más la depreciación de la moneda, de modo que las exportaciones netas compensen la caída de la demanda interna".

No obstante, explicó que el presidente Mauricio Macri "no pudo o no quiso hacerlo, no estaba dispuesto a soportar la reacción social a los grandes recortes presupuestarios" ni tampoco "una rápida depreciación del peso, tanto por el impacto inflacionario en un país con historial de inflación, como por la deuda en dólares" y, por consiguiente, "recurrió a más préstamos extranjeros".

Krugman sostuvo que el endeudamiento fue posible en un principio "por la luna de miel con los mercados y el masivo apoyo del FMI", pero que al final todo lo que hizo fue cavar un pozo más profundo, con un gran aumento de la deuda externa y desacreditando a los reformadores neoliberales".

"Los últimos intentos desesperados por estabilizar la situación involucraron aumentos drásticos de las tasas de interés y austeridad de último minuto, y por lo tanto, una desagradable caída", remarcó.