Brexit sí, Brexit no. Los británicos deshojan la margarita

El parlamento le pone límites a la pretensión de Boris Johnson de habilitar una salida de la Unión Europea sin acuerdo.


4 de septiembre de 2019 14:09 hs

Boris Johnson perdió el control legislativo y sufrió una derrota parlamentaria. Desde hoy los legisladores de la oposición, junto a algunos conservadores o ex conservadores, buscan un proyecto de Ley, que ya recibió la aprobación en primera lectura, que exija al premier británico pedir una extensión en la salida de la Unión Europea, prevista para el 31 de octubre, para lograr un acuerdo y de esa manera evitar un Brexit duro.

Cronológicamente

A poco más de un mes de la fecha estipulada para salir de la Unión Europea, la semana pasada Johnson pidió la suspensión del Parlamento. A través de la medida, que recibió el aval de la Reina Isabel II, el premier buscaba impedir que la oposición lleve adelante una medida legislativa para bloquear una salida sin acuerdo.

La decisión del Primer Ministro generó movilización en las calles y una acusación de golpismo. Mientras tanto, los legisladores de la oposición, que volvieron del receso legislativo ayer, pusieron todas sus fichas a esta semana y lograron avanzar ayer en la Cámara de los Comunes, con 328 votos a favor y 301 en contra, para que hoy se debata en el Parlamento la posibilidad de bloquear una salida sin acuerdo.

¿Qué piden?

La medida busca que Johnson le pida a la UE una extensión de tres meses para salir del bloque, es decir, que la fecha actual del 31 de octubre pase al 31 de enero de 2020. El gobernante se niega a esa posibilidad y aseguró que pedir un plazo significaría depender de la decisión del Unión Europea, por lo que, en caso de que se apruebe la norma, llamará a elecciones para el 15 de octubre.

"Pedir un plazo significa que la Unión Europea podría decidir por sí misma cuánto tiempo nos quedamos dentro de la UE, y como yo me niego a seguir ese plan, vamos a tener que tomar una decisión; no quiero elecciones, la gente no quiere elecciones, pero si la cámara vota esta moción, la gente va a tener que decidir quién va a Bruselas el 17 de octubre para arreglar esto", explicó el Johnson.

¿Se adelantan las elecciones?

Minutos antes de la votación en la Cámara de los Comunes de ayer, el premier perdió la mayoría legislativa luego de que el diputado conservador, Philip Lee, abandone el bloque para pasarse al Partido Liberal Demócrata. La votación para debatir sobre el pedido de extensión terminó ayer con 328 a favor, entre ellos algunos conservadores, contra 301 en contra.

Al conocerse el resultado, el Primer Ministro expulsó del partido a los legisladores conocidos como "tories rebeldes". Entre ellos, figuran Kenneth Clarke nombrado "el padre de la Cámara" por su trayectoria en Westminster, y Nicholas Soames, nieto de Winston Churchill.

Para avanzar en el adelantamiento de elecciones, Boris necesita una mayoría parlamentaria de dos tercios. Algo que parece impensado debido a que el líder del Partido Laborista, Jeremý Corbyn, ya anunció que lo rechaza, además y podría sumar en el rechazo a parte del partido de Johnson.

Brexit

La salida de la Unión Europea fue aprobada por un Referéndum en el 2016, cuando el premier era David Cameron y renunció tras los resultados. En su reemplazo asumió Theresa May, quien tras tres intentos de lograr un acuerdo del Brexit también debió dimitir. Johnson asumió en julio pasado con la idea de salir "con o sin acuerdo" el 31 de octubre. Sin embargo, todo indica que el Reino Unido está repitiendo la misma película que vienen viendo desde hace tres años.