Rafael Correa a través del espejo argentino

La súbita aparición de unos "cuadernos de la corrupción" en Ecuador desnuda las inconsistencias de la justicia latinoamericana.

Leticia Martínez
6 de septiembre de 2019 14:09 hs
leticia@cenital.com  
@aletimartinez

En espejo a los cuadernos de Centeno de Argentina, apareció la versión ecuatoriana. Encontraron en un allanamiento judicial un documento que detallaba, al uso modelo argentino, hechos de corrupción que se habrían cometido entre el 2012 y 2016, durante el gobierno de Rafael Correa. Pero cuando la Justicia comenzó a investigar saltaron a la luz algunas inconsistencias como, por ejemplo, que el escrito había sido realizado dos años después de finalizado el mandato del ex presidente.

¿Cómo fue?

En junio pasada, al allanar la casa de Pamela Martínez, una ex asesora del gobierno de Correa, encontraron detrás de una chimenea un cuaderno de 38 páginas. Allí se describían supuestos pagos de sobornos de empresas multinacionales a funcionarios del gobierno de Rafael Correa.

La investigación del cuaderno dio un vuelco cuando las pericias arrojaron inconsistencias en la escritura. Si bien el documento que tiene ahora la Justicia está escrito en presente como "hoy vino a mi despacho", la ex asesora presa desde mayo pasado confesó que lo escribió en el 2018 "ante un impulso". Otro dato llamativo es que pese a que lo escribió años después de las situaciones que dice haber vivenciado, detalla hasta con centavos las supuestas entregas de dinero.

"Me quedó una inquietud; estaba viajando en el avión de Quito-Guayaquil en el 2018 y tuve un impulso de hacer unas anotaciones de todo el proceso. Solo tenía en mi maletín un cuaderno y empecé a hacer esas anotaciones que no guardan relación cronológica con los hechos ahí anotados", de esta manera Martínez argumentó su decisión de declarar sobre supuestos hechos de corrupción dos años después de haber finalizado el gobierno de Correa.

Rafael Correa

Desde el momento en que el cuaderno se hizo público, el ex mandatario cuestionó su veracidad. A través de su cuenta Twitter puso bajo sospecha la idea de que el documento se encontrara justo 20 días después de que su ex asesora fuera encarcelada.

Tras la confesión de Martínez acerca de cuándo escribió el cuaderno, Correa volvió a usar Twitter para explicar por qué considera que su ex asesora accedió hacer el escrito: "Pamela Martínez miente, porque tiene un acuerdo con fiscal Diana Salazar, cuya obsesión es perseguirnos. Ya se reconoció que el cuaderno es forjado. Ahora demostraremos que es del 2019. En cualquier país con Estado de Derecho, ante tremendo fraude, la enjuiciada sería la fiscal".

El ex mandatario viene denunciando una persecución política, desde la asunción de su ex-aliado Lenín Moreno. Si bien el actual presidente fue erigido como candidato de Correa, apenas asumió la presidencia se distanció del ex mandatario. Al poco tiempo el vicepresidente Jorge Glas fue encarcelado, y este año se emitió una orden de captura contra el ex presidente, quien se instaló en Bélgica tras cumplir su mandato. Los cuadernos tenían como función aportar alguna prueba ante los procesos contra el ex-presidente, calificados como muy endebles por observadores y activistas internacionales.

La pregunta es si nos encontramos ante un modus operandi latinoamericano o si, falto de inspiración, algún sector de la política ecuatoriana miró a la Argentina y concibió una operación política que se candidatea a ser la más berreta de la historia reciente.