El líder del M5E, Luigi Di Maio, junto al premier, Giuseppe Conte.

Italia: de la ultraderecha a la centroizquierda, con el mismo primer ministro

Tras la aprobación del Congreso se forma un nuevo gobierno entre el Movimiento Cinco Estrellas y el Partido Democrático.


10 de septiembre de 2019 15:09 hs

El nuevo gobierno de Italia será encabezado por el mismo primer ministro, Giuseppe Conte, pero con un cambio de timón hacia la centroizquierda. Como lo hizo saber el propio premier, en su nueva misión gubernamental dejará atrás las políticas de centroderecha que llevó adelante en la coalición del Movimiento Cinco Estrellas y La Liga, como las fuertes y polémicas medidas migratorias, y se moverá más a la izquierda junto a su actual compañero de coalición, el Partido Democrático (PD).

¿Qué pasó?

Poco más de un mes atrás, el ahora ex ministro del Interior, Matteo Salvini, de La Liga, anunció el final de la coalición gobernante con el Movimiento Cinco Estrellas. ¿La excusa oficial? Las diferencias que mantenían acerca de la construcción de un tren bala que uniera la ciudad italiana de Turín con la localidad francesa de Lyon, lograron romper esa unión por la cual habían formado gobierno el 1 de junio de 2018.

Tras el anuncio de Salvini, conocido por su postura de extrema derecha y rechazo a los inmigrantes, de romper la coalición y pedir que se llame a elecciones, el pasado 20 de agosto Conte presentó su renuncia. El presidente de Italia, Sergio Mattarella, se inclinó por buscar que el Movimiento Cinco Estrellas (encabezado por el canciller Luigi Di Maio y que surgió como espacio antisistema en el 2008) y el PD (socialdemócrata y europeísta que había salido segundo en las elecciones) formen un nueva coalición gobernante, que recibió esta semana el visto bueno de la Cámara de Diputados y del Senado.

Cambio de timón

De acuerdo a lo que expresó Conte, el nuevo gobierno tendrá como prioridad avanzar en la agenda verde, fortalecer los derechos sociales, una nueva Ley electoral, como así también reducir la cantidad de legisladores, una de las promesas del M5E, y aliviar las medidas contra los inmigrantes. Italia fue noticia en el último año, por su impedimento a que las ONG's de rescatistas pudieran desembarcar con migrantes, provenientes de África y Asia, en territorio italiano, pese a estar varados en medio del Mediterráneo sin agua y comida, entre otras polémicas medidas.

En lo concreto, según explicó el premier buscarán trabajar más en medidas políticas direccionadas al medio ambiente, fortalecer la educación pública, reducir la brecha salarial entre hombres y mujeres, como también mayores beneficios para las familias con hijos. Todas esas medidas enmarcadas también en un mejor vínculo con la Unión Europea, un poco rezagado en la era Salvini.

La centroderecha enardecida

La apuesta de Salvini era que se realice un llamado a elecciones donde, envalentonado por las encuestas, podría ser el próximo premier del país. La decisión de Mattarella truncó sus deseos electorales y por eso su intención actual es lograr una nueva votación. "Hoy, una parte de Italia, a mi entender mayoritaria en el país, ha salido a las calles para pedir nuevas elecciones", advirtió el ex ministro del Interior, al participar de una movilización.

La centroderecha, que será la oposición ahora, está conformada por La Liga de Salvini, Hermanos de Italia, de Giorgia Meloni, y Fuerza Italia de Silvio Berlusconi. Buscarán llevar la batalla a las calles, y ya anunciaron una masiva marcha para el próximo 19 de octubre en Roma.

Con los 169 votos a favor de hoy en el Senado, Conte continuará en el mismo cargo pero con un rumbo político distinto. El vuelco en la conducción del abogado de 55 años, que no pertenece a ninguno de los partidos políticos, es una buena noticia para gran parte de los integrantes de la Unión Europea, ya que el premier reivindicó su pertenencia al bloque, a la OTAN, y advirtió que tendrá un tono más moderado diferenciándose de Salvini, quien generó más de un dolor de cabeza a los funcionarios socialdemócratas de la UE.