¿Quién es quién en las organizaciones sociales y cuáles son sus diferencias?

Con las protestas por la Emergencia Alimentaria quedó expuesta la división entre los movimientos populares.

Leticia Martínez
13 de septiembre de 2019 18:09 hs
leticia@cenital.com  
@aletimartinez

El acampe en la 9 de Julio de esta semana dejó expuesta las diferencias que subyacen dentro de las organizaciones sociales. Se pueden identificar al menos dos sectores, por un lado, los conocidos como los "dialoguistas", los cayetanos, y por otro, los que mantienen una postura más rígida contra el gobierno y en cuanto a cómo llevar adelantes los reclamos.

Conformación

El 2016 fue un año clave para la unidad de un sector de las organizaciones sociales que se conformaron en lo que se conoció como el Triunvirato de San Cayetano. Dentro de esa agrupación, se encuentran la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), a cargo Esteban "Gringo" Castro, Barrios de Pie, con Daniel Menéndez, y la Corriente Clasista y Combativa (CCC), con Juan Carlos Alderete a la cabeza.

La unidad se pudo palpar con la movilización que llevaron adelante el 7 de agosto de 2016, día de San Cayetano, que dio origen al nombre de la unión de los movimientos sociales que hoy se conocen como los cayetanos. Los representantes de las organizaciones comenzaron a demandar la sanción de una serie de leyes, entre ellas la de Emergencia Social que se aprobó ese mismo año.

Por otro lado, se encuentran las agrupaciones como el Polo Obrero, con Eduardo Beliboni a la cabeza, Libres del Sur, de Héctor Tumini, y el MTR CUBA, de Oscar Kuperman. Este conjunto tiene una postura más rígida con respecto al gobierno de Mauricio Macri y también de una posible de gestión de Alberto Fernández. Son agrupaciones de izquierda, a excepción del movimiento de un sector de Tumini, que se desprendió de Barrios de Pie, cuando Menéndez a mediados de 2018 decidió acompañar a sectores del kirchnerismo, representados hoy en el Frente de Todos.

¿Cuáles son sus diferencias?

"Tienen diferencias de forma y de fondo, en cuanto a lo que reclaman en general. Los cayetanos son más amplios en su accionar, no centran la discusión en planes, te hablan de productores, de cooperativas de trabajo, de construcciones, obras, jardines, educación, capacitación", sostiene un alto funcionario del gobierno nacional en diálogo con Cenital, con respecto a la división que hay dentro de las organizaciones sociales.

El funcionario sostiene que la diferencia en cuanto a las formas tiene que ver con que los cayetanos lo hacen en "pos de resolver", en cambio el sector más rebelde lo hace es "pos del conflicto". En cuanto a los pedidos de fondo, el dirigente político es más duro aún con los piqueteros de izquierda, de quien sostiene que "el Polo (Obrero) es 'pollo y milanesa' solo planes y alimentos secos, lógica punteril absoluta". El funcionario destaca que con ambos sectores mantuvieron conversaciones desde el día 1 en que comenzó la gestión de Carolina Stanley al frente del Ministerio de Desarrollo Social.

En una línea similar, el titular de Barrios de Pie, Daniel Menéndez, considera que la principal disidencia entre las organizaciones sociales es la forma: "La diferencia de fondo es política en cuanto a la izquierda y el resto del espacio al margen de Libres del Sur, pero en realidad la diferencia es de forma, es de cómo decidimos articular los reclamos para tratar de lograr cosas. Ellos creen en la movilización únicamente y eso está, pero aparte hay que hablar con los diputados. Logramos la Emergencia Alimentaria porque juntamos a todos lo bloques de la oposición y eso hizo que el gobierno baje a discutir la Ley".

Menéndez explica que si bien comparten algunas actividades, la izquierda "históricamente" se diferenció en su forma de protestar. De acuerdo a lo que explica el titular de Barrios de Pie, los partidos que se reconocen en su mayoría como marxistas-leninistas, son "sectarios" y que de ninguna manera estarían a favor del diálogo con sectores como la Iglesia o la CGT, que sí tiene buenos vínculos con los cayetanos.

Alberto: "Evitemos estar en las calles"

Las palabras del candidato del Frente de Todos tuvieron gran repercusión dentro de las organizaciones y fue uno de los motivos por los cuales se vislumbraron las diferencias entre los sectores sociales. Mientras que del lado de los cayetanos lo tomaron con cierta tranquilidad, en los grupos de izquierda rechazaron las palabras del ex jefe de gabinete de Néstor Kirchner.

"Las declaraciones de Alberto Fernández cayeron mal, porque no repudió la represión que hizo el Gobierno de Mauricio Macri y Horacio Rodríguez Larreta", sostuvo Beliboni, luego de conocer los dichos del candidato, y el mismo día que la Policía de la Ciudad reprimió a los manifestantes que acampaban en la 9 de Julio, frente al Ministerio de Salud y Desarrollo Social.

En cuanto a las declaraciones, Menéndez sostuvo que cree que tuvieron más que ver con la situación coyuntural que con la posición de Fernández respecto a las marchas. Menéndez recordó que en el discurso de cierre de campaña, el candidato del Frente de Todos le pidió a sus seguidores que espera que si gobierna y no hace las cosas bien "salgan a la calle" a reclamárselo.

En limpio, por un lado los cayetanos son más cercanos al FDT con línea directa especialmente de Juan Grabois, del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) que pertenece a la CTEP; de Emilio Pérsico del Movimiento Evita, también parte de la Confederación, y el propio diputado, Leonardo Grosso que pertenece a la misma agrupación. Aunque también integran el grupo algunas agrupaciones más cercanas a la izquierda, como puede ser el Frente Darío Santillán o el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL).

Por el lado de los movimientos con posturas más rígidas, su alineamiento es con los partidos de izquierda como el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT). Mientras que en el caso de Libres del Sur de Tumini responde a Juan Manuel Urtubey, el gobernador de Salta, y candidato a vicepresidente de Roberto Lavagna.