¿Es sustentable el sistema previsional?

Cenital dialogó con especialistas en seguridad social acerca de la discusión sobre el déficit de la Anses, la necesidad de una reforma y de cambios en la fórmula de movilidad.

Martín Waisman
25 de septiembre de 2019 12:09 hs
waisman@cenital.com  
@MJwaisman

De cara al próximo gobierno, la seguridad social aparece como un elemento clave en debate ya que implica el 50% del gasto total de la administración pública. Desde algunos sectores sostienen que el sistema previsional es "insustentable" porque "no alcanza con los aportes y contribuciones" para cubrirlo por el alto porcentaje de empleo informal. Otros, en cambio, plantean que esa discusión es "un verso neoliberal" y consideran que "la seguridad social es una decisión política que toma el Poder Ejecutivo cuando desarrolla el presupuesto".

Cenital se comunicó con el ex titular de la Anses, Diego Bossio; el abogado especialista en Seguridad Social Miguel Fernández Pastor; y la presidenta de la Comisión de Personas Mayores en Diputados, Mirta Tundis.

El sistema previsional argentino: ¿Es sustentable o insustentable?

Diego Bossio: "El sistema argentino tiene una relación pasivo activo de 1,50 y 24% es la tasa de aporte y contribuciones después de todos los descuentos, con lo cual te está dando el 36% del sueldo que podés pagar con los aportes. Entonces no alcanza con los aportes y contribuciones para cubrir el sistema, tenés que aumentar esto o incrementar la basa de contribuyentes. El subempleo, el desempleo y el empleo informal atentan contra la sustentabilidad del sistema. Como el sistema es insuficiente para hacer frente con aportes y contribuciones se optó por un sistema mixto para cubrirlo con los impuestos. El sistema, desde el punto de vista pobalcional, es sostenible porque somos una población joven y hay muchos jóvenes que trabajan pero tenés un 35% de infomalidad, ese es el Talón de Aquiles. Evidentemente hay que encontrar una solución a la situación de déficit, Anses tiene déficit operativo y seguiría teniéndolo aunque le saquemos todo lo que no tiene que ver con jubilaciones. Más que discutir el sistema, es necesario discutir el modelo económico que permita generar la suficiente capacidad para tener la seguridad social. Argentina está bien en el nivel de gasto del PBI de seguridad social, tampoco somos Francia pero está bien porque tenemos 7 mil dólares per capita. Esto no significa que no haya que tomar decisiones políticas para fortalecer el sistema y que sea el motor de crecimiento de la economía".

Miguel Fernández Pastor: "Lo de la sustentabilidad es un verso neoliberal, no existe tal tema. Decir que la seguridad social es insustentable es decir que las Fuerzas Armadas, la Educación, la Salud y que los poderes del gobierno son insustentables porque en definitiva lo que se destina a la seguridad social es una decisión política que toma el Poder Ejecutivo cuando desarrolla el presupuesto nacional. Así que la sustentabilidad o insustentabilidad del sistema de seguridad social está dado por los fondos que el Estado nacional decide invertir en materia de seguridad social. Esto se corrobora en los hechos en una prueba muy elocuente que durante los 12 años de kirchnerismo nadie habló de la insustentabilidad de la seguridad social en la Argentina y se empezó a hablar de esto con el neoliberalismo porque le empezaron a destinar menor cantidad de recursos de los que requiere con el objeto de consumir el Fondo de Garantías de Sustentablidad".

Mirta Tundis: "El sistema no es sustentable porque nuestro mayor problema es la falta de empleo genuino, hay mucho trabajo informal. Necesitamos empleo blanqueado donde se hagan aportes y contribuciones, mayor consumo y producción porque parte de los impuestos, especialmente el IVA, va al sistema de jubilaciones y pensiones, y esto ayuda al ingreso de aportes dentro del sistema. Recordemos que necesitamos como mínimo 4 activos para 1 pasivo para sostener el sistema. Imposible, la gente dejó de consumir, las PYMES dejaron de producir y todo esto afecta el ingreso de impuestos".

¿Hay que cambiar la fórmula de movilidad?

DS: "La fórmula tiene que aportar sustentabilidad, la que pusimos en marcha en el 2009 es mejor para los jubilados. Tenemos que pensar cómo recomponer el haber jubilatorio. La fórmula es clave en ese sentido".

MFS: "Sí, hay que volver a la fórmula anterior, que le ganaba a la inflación y la actual pierde contra ella. Con la anterior cuando la economía está a buen ritmo mejora la situación económica de los jubilados haciéndolos partícipes de la distribución de la renta nacional porque como se fundamenta en la recaudación y el salario, dos valores que están muy relacionados con el crecimiento económico, hace mejorar el salario real de los beneficiarios. Cuando empezó a funcionar la fórmula de movilidad en 2009 representaba el 70% del salario mínimo y en el 2015 estaba en el 81%, mientras desde que empezó a funcionar la actual disminuyó el 20% el salario real. No hace falta muchas comparaciones para darse cuenta que esta fórmula es una inmundicia".

MT: "La fórmula de movilidad hay que cambiarla porque el jubilado recibe un aumento con 6 meses de atraso y tiene que hacer frente a todo el desfasaje económico, al costo de vida, de forma atrasada. Tienen una pérdida del poder adquisitivo por recibir seis meses después el aumento por el tema de la inflación. Evidentemente, no podemos lograr un estable donde la moneda valga porque el peso se devalúa constantemente. Esta fórmula perjudica notablemente el haber de los jubilados".

¿Es necesaria una reforma previsional?

DS: "Todos países a los que el Fondo Monetario Internacional le recomendó hacer reformas jubilatorias extendieron la crisis dos años y no solucionó nada porque se reduce el consumo, entre otras cosas".

MFS: "No creo que sea necesaria hacer una reforma en materia de seguridad social. Por el momento, y hasta se verifiquen cuáles son las necesidades del sistema, impulsar una reforma es impulsar el achique y la seguridad social debe ser la polea de transmisión que genere mayor crecimiento en la Argentina. Sería un modelo a medida del FMI pero no a medida de las necesidades de la Argentina. Hasta el 2015 el sistema de seguridad social daba muchas más prestaciones y tenía un superávit de 50 mil millones de pesos que se incorporaban permanentemente al Fondo de Garantías de Sustentablidad. Hoy se han despreciado casi el 27% las jubilaciones y pensiones, se han achichado la Asignación Universal por Hijo se han restringido las pensiones para los discapacitados y, sin embargo, el sistema de seguridad social según dice el propio gobierno, aunque no se refleja en los números, da déficit".

MT: "Si, tiene que estar aggionarnada a los tiempos que estamos viviendo. No tenemos más trabajadores de 10, 15 o 30 años como lo eran antiguamente sino trabajadores de 5 o 10 años en un mismo empleo y muchas veces después de los 45 o 50 años se quedan sin trabajo teniendo 20 o 25 años de aportes. Tenemos que ver qué hacemos con esas personas que llegan a la edad y tiene 20 o 25 años de aportes, no llegan a los 30 y no se le da la posibilidad de completarla con una moratoria. Tenemos que pensar en jubilaciones proporcionales a los aportes que hay y fundamentalmente es necesario generar empleo genuino, producción y consumo que es lo que va a ir a las arcas del sistema de seguridad social para poder sostenerlo y pagarle a los jubilados".