"Antes de Evo, los bolivianos no salían a comer afuera y no se iban de vacaciones porque no tenían plata"

Cenital dialogó con el Embajador de Bolivia ante la OEA, José Alberto Gonzáles, sobre las elecciones presidenciales del próximo domingo.

Leticia Martínez
14 de octubre de 2019 13:10 hs
leticia@cenital.com  
@aletimartinez

Desde el 2014, Bolivia lidera el ranking de los países que más crecieron económicamente en la región con una tasa cercana al 5%. Pese a eso, Evo Morales enfrentará este domingo las elecciones más difíciles desde que llegó al poder en el 2006. Cenital dialogó con el Embajador de Bolivia ante Organización de los Estados Americanos (OEA), José Alberto Gonzáles, para hablar sobre el proceso boliviano y las perspectivas electorales.

-¿Cómo llega Evo a las elecciones presidenciales?

Es, probablemente, la elección más complicada de todas las que ha tenido el presidente Evo. Son prácticamente 14 años de gestión que tiene un lógico y natural desgaste. Segundo hay un antecedente para algunos sectores de la población que es el referéndum del 21 de febrero de 2016. Que la elección sea más compleja es sobre todo por los dos primeros puntos, porque la oposición no ha logrado unirse y hay 8 frentes opositores. Son candidatos liberales, que ya tienen su pasado, que de manera directa e indirecta han tenido alguna participación en los gobiernos anteriores. El principal oponente es Carlos Mesa que fue vicepresidente en el 2003 acompañando a Sánchez de Lozada, a quien recordamos como uno de los presidentes más nefastos que ha tenido nuestro país por las medidas económicas, sociales que tomó y por la masacre que ha provocado en febrero y octubre del 2003. Mesa era vicepresidente de ese señor que mandaba a matar al pueblo. Cuando Sánchez de Lozada cae, Mesa se hace presidente de Bolivia y durante su período se opone a avanzar en la recuperación de nuestros recursos naturales, nacionalización de gas, petróleo, que le reclamaba el pueblo y el pueblo lo sacó a él.

-Algunos analistas sostienen que debido a la base económica que generó Bolivia, las demandas de los bolivianos cambiaron y eso podría perjudicar a Evo en la elección ¿Cómo analizan ese proceso?

Jauretche decía que cuando la clase media está mal vota bien, y cuando la clase media está bien vota mal. Evo, como Lula en Brasil, sacó una gran cantidad de gente de la pobreza, mejoró la situación económica, mayor acceso a servicios básicos, incorporación al mercado de consumo, poder ir al cine con tu familia, viajar, comprar zapatos mejorar tu casa o tu auto. En Bolivia la población es de 11 millones y estimamos que 2 millones de bolivianos, un 20% de la población, ha modificado su situación. Ha pasado de una situación de pobreza a una de clase media. Por ejemplo si mis abuelos y mis padres no habían tenido energía eléctrica, pueden decir 'está bien me alegro' los dos o tres primeros años, pero después ya quiero que me asfalten la calle y digo 'qué bien', pero ahora quiero Wi Fi en el barrio. Creo que es una condición inherente la de avanzar, la de crecer.


El Embajador junto a Evo Morales.

-¿Cómo se generó esa transformación en Bolivia?

Hasta el 2005 teníamos aproximadamente un 70% de pobres, 7 de cada 10 éramos pobres, o medianamente pobres o extrema pobreza. No teníamos prácticamente clase media, era solo de un 10% y el resto eran ricos que ya no sabían qué hacer con su dinero. Lo primero que hace Evo es la nacionalización, recuperar para el Estado el dominio y control de los recursos naturales. En el negocio petrolero el 18% era para el Estado y el 82% para Repsol, British Petroleum, Petrobras, las empresas trasnacionales. Esto era así hasta el 1 de mayo de 2006, cuando el presidente Evo hace un decreto que dice 'señor se invierte la cuestión el 18% se lo llevan estos señores y el 82% queda en Bolivia'. Después del decreto, Bolivia pasa de recibir 300 millones de dólares a recibir en promedio 4 mil millones de dólares.

-Los líderes políticos suelen asegurar que no pueden avanzar con ese tipo de medidas por el poder que tienen las empresas trasnacionales para oponerse ¿Por qué Evo pudo hacerlo?

Porque la gente estaba con el Evo. Cuando cae Sánchez de Lozada y Mesa asume el 2003 él tenía una popularidad del 80%. Lo amaban porque odiaban a Lozada y el pueblo le dice 'nacionalice, invierta la torta' y Mesa dice que no puede hacerlo porque si lo hace las petroleras se van del país, dice que los van a llevar a juicio internacional y que si tenían 300 millones de dólares ni eso iban a tener. Con ese monto no alcanzaba ni para pagar el sueldo de los docentes. Más de dos tercios estaba de acuerdo con que se avance en la nacionalización y Evo tenía el apoyo en la calle. Fue una jugada muy arriesgada.

-¿Qué se hizo con el dinero recaudado tras la nacionalización?

Con la plata básicamente se han hecho tres cosas. Una parte destinada a reservas internacionales, lo segundo fue la inversión pública hecha por el Estado que se mete en la inversión no lo deja librado a lo privada, y tercero se crea una red social con bonos, con subvenciones, ayudas que favorecen a sectores que compran un helado, van al cine, todo eso dinamiza la economía. Tenemos el plan Juancito Pinto que fomenta el ingreso a los escolares ¿Qué pasaba? Sobre todo en el ámbito rural y sobre todo las niñas dejaban la escuela muy temprano para ir a trabajar, en agricultura o en la ciudad como empleadas domésticas, el índice de deserción de niñas y niños era muy alto. Se les da ese bono para que sigan en el colegio, entonces no tienen que dejar y el índice de deserción bajó en picada, y tienen unos pesos para poder incorporarse al mercado.

Otro de los programas es el Juana Azurduy, el índice de mortalidad materna infantil era terrible, cuando la mamá está embarazada cuando tiene el bebé o después del parto morían una gran cantidad de mujeres y también bebés antes de cumplir un año, por causas absolutamente prevenibles. Ahora se les da el bono a todas las mamás que están embarazadas contra la presentación sus chequeos prenatales, y se le entrega el subsidio, el parto tiene que ser seguro ya no en la calle o en la comunidad y si presenta el certificado del parto seguro sigue cobrando el bono hasta el año tiene que llevar al bebé control de peso y talla, vacunas, bien alimentado y sigue recibiendo. Ha bajado la cantidad de muertes de mujeres y los niños, baja porque es un mecanismo que es un estímulo. También tenemos la renta dignidad para mayores de 58 años en el ámbito rural, son muchas subvenciones. Entre todas estas cosas se ha logrado inversión pública carreteras, hospitales, escuelas, construcción ¿Qué generó todo eso? que la economía empezó a dinamizarse y en los últimos 5 años Bolivia es el número uno en crecimiento de la región, el PBI no ha dejado de crecer entre el 4.5% y 5% durante esos cinco años, somos el primer país en sudamérica. En el 2005 un trabajador ganaba 60 dólares como sueldo básico mínimo, hoy un trabajador en Bolivia gana 300 dólares y con una inflación muy baja en promedio, en los últimos 10 años no llegó ni al 2,5% anual. Hemos dinamizado el consumo interno, ante no teníamos consumo interno la gente no salía a comer a los restaurantes, no se iba de vacaciones ni de viaje. Éramos tan pobres que no te alcanza para nada. El 90% de tu ingreso era para comer, hoy hay shoppings y todo eso y la gente siente que está mejor.

-¿Cómo impactó el Referéndum?

La pregunta en el referéndum era ¿Usted está de acuerdo con modificar el 168? el 51,3% dijo no y no se modificó. El efecto que tiene sí se modificó porque hay una interpretación constitucional (artículo 256) que dice que cuando hay un tratado de acuerdo internacional sobre derechos humanos tiene que aplicarse ese acuerdo por encima, recurrimos al Pacto de San José. Nicaragua, Costa Rica, Honduras ya hicieron ese camino, hay un camino jurídico que es este. El pacto dice que todo ciudadano tiene derecho a elegir y ser elegido, pone una serie de restricciones pero en la normativa de cada país puede hacer ajustes solo en la edad, nacionalidad, no tienen que tener causas penales, salud mental y en esas causas no se menciona los periodos. Cuando Almagro (titular de la OEA) llega en mayo a La Paz, dice que este camino lo han hecho otros países, y dice que si le niega la posibilidad a Evo lo estarían discriminando y se pregunta ¿Por qué quieren que aplique ese criterio? ¿Porque es indígena?


El Embajador junto al titular de la OEA, Luis Almagro, quien visitó Bolivia en mayo pasado.

Otro elemento a tener en cuenta es que dos semanas antes del 21F (fecha del Referéndum) inventaron que Evo tenía un hijo. No hubo tiempo de reaccionar. Fue un plan que ellos prepararon, salieron en las redes y en los medios de comunicación contrarios de manera masiva con los mismos protagonistas, los mismos argumentos, una estrategia muy fuerte donde querían mostrar un Evo que andaba con jovenzuelas, que tenía hijos por doquier y que su hijo se había muerto y él no había ido a enterrarlo. Todo en torno a cuestiones sobre su moral, mucha gente que escuchó eso y que tenía otra imagen de Evo se enojó. El periodista que había presentado la supuesta documentación, Carlos Valverde, hace la denuncia y un año después dijo que nunca hubo hijo. Nunca existió el hijo. Fueron víctimas de un engaño, y el que terminó pagando los platos rotos fue el Evo.

Del 50% que votó en contra, el 30% vota en contra porque es un indio porque para ellos el indio es para obedecer no es para mandar entonces un indio no puede gobernar. Es gente que tradicionalmente estaba acostumbrado a tener un criado, entonces cuando llega este indio que no hace eso y que hace más bien que la gente reaccione y no se deje atropellar, las señoras vienen y dicen ahora 'los indios nos discriminan a nosotros'.

-Las encuestas dan entre un 37% y 45% para Evo, mientras que Mesa ronda el 33% por lo que se iría a segunda vuelta ¿Esos números manejan ustedes también?

Por las encuestas va a haber un triunfo de Evo, todas las encuestas le dan ganador. Tiene que tener más del 50% para que no haya segunda vuelta, o 40% con 10 diferencia con respecto al segundo. Evo seguramente no va a llegar a dos tercios seguramente va a disminuir, las encuestas indican que va a ganar en primera vuelta, seguramente va a sacar ampliamente más del 40% lo que sí seguramente va a cambiar es la composición de la Asamblea Legislativa. Ahora mismo hay dos tercios, seguramente eso no se tenga. Confiamos en que va a ganar en primera vuelta porque en las elecciones anteriores las encuestas siempre le daban entre 10 y 15 puntos menos de lo que obtuvo porque las encuestadoras no llegan a los sectores rurales más alejados de La Paz, donde Evo tiene un fuerte apoyo.

-Como Embajador ante la OEA ¿Cómo analiza lo que está sucediendo en la región, desde las crisis políticas en Perú y Ecuador a las elecciones en Uruguay y Argentina?

Hemos visto con preocupación el giro, el retroceso en la región. De un momento en el que excepto Colombia que siempre mira más al norte que al sur, los otros países habían decidido avanzar firmemente en la Unasur, Celac, instancias de coordinación, más allá de algunos matices de los presidentes. Ahora hay mandatarios que tienen otras agendas, que consideran que todo lo que se ha vivido en esa etapa que nosotros consideramos virtuosa ha sido lo peor que le ha podido pasar a la región. La situación en Ecuador es compleja, no se cómo acaba. Evo duplicó el precio de los combustibles en el 2010, salió la gente a la calle y en una semana la medida fue para atrás. Venezuela no puede gobernarse de manera independiente, hay un bloqueo en ese momento en contra de Venezuela un estrangulamiento muy fuerte y Perú tiene un presidente que no tiene bancada, pero sí tiene apoyo popular.

En síntesis, no se en qué medida el péndulo está yendo de nuevo hacia la izquierda, en la OEA México con el triunfo de AMLO (Andrés Manuel López Obrador) ha sido un elemento que ha generado otro tipo de equilibrio, es un contrapeso porque hasta ese momento estábamos casi solos con algunos países caribeños, Uruguay y pare de contar. México ha entrado y oxigenado la cuestiones, veremos qué pasa con Argentina, con Ecuador, Uruguay creo que estamos lejos de esa época, pero si Argentina vuelve sería otra señal y hay que ver cómo evolucionan los otros países.