España: cárcel para los independentistas catalanes

El Tribunal Supremo español condenó a los dirigentes que organizaron el referéndum de 2017.

Leticia Martínez
15 de octubre de 2019 16:10 hs
leticia@cenital.com  
@aletimartinez

Cataluña amaneció con una nueva jornada de protestas. Estudiantes, sindicalistas y diversas organizaciones cortan calles y rutas en rechazo a la sentencia que recibieron los líderes políticos independentistas, condenados por sedición con penas que van desde los 9 a los 13 años de cárcel. Mientras que el principal artífice del Referéndum independentista de 2017, el ex presidente catalán, Carlos Puidgemont, mira el espectáculo por televisión, desde Bélgica.

¿Qué pasó?

Tras un largo juicio, el Tribunal Supremo de España condenó este lunes a los máximos líderes políticos catalanes acusados de secesión y malversación de fondos públicos. El ex vicepresidente Oriol Junqueras fue quien se llevó la peor parte, recibió 13 años de prisión acusado por el intento de independizarse en el 2017.

Además de Junqueras, fueron condenados ocho dirigentes más, a penas de entre 9 y 12 años. Solo tres de ellos recibieron condenas de pago de multas e inhabilitación para ocupar cargos públicos. La sentencia descartó el delito de rebelión, que pedía la fiscalía y partidos de ultraderecha como Vox, por el cual podrían haber recibido hasta 25 años de prisión. Los condenados este lunes, ya llevan dos años de cárcel a la espera de la condena que llegó finalmente esta semana.

Junqueras fue el dirigente político de mayor rango entre los juzgados, debido a que Puigdemont se encuentra en Bélgica donde, según indicaron los medios de comunicación, vive en un acomodado barrio de Bruselas.

"Ahora más que nunca estaremos con vosotros y vuestras familias", fueron las palabras del antiguo premier regional en Twitter luego de conocer la sentencia. El mensaje generó burlas en las redes debido a la huída del dirigente político, mientras los demás referentes eran juzgados.

Procés

Los dirigentes fueron condenados por las acciones llevadas adelante en el marco del proceso soberanista de Cataluña, conocido como Procés por su nombre en catalán, que desconocía la legislación española. Puntualmente se los acusa por haber llevado adelante el Referéndum independentista el 1 de octubre de 2017, a pesar de que había sido declarado ilegal por el Tribunal Constitucional.

Tras el plebiscito, el Parlamento de Cataluña declaró unilateralmente la independencia de España. El gobierno entonces conducido por Mariano Rajoy decidió aplicar el artículo 155 de la Constitución, por el cual intervino al gobierno autonómico. Tras la realización de elecciones, en el 2018 los independentistas confirmaron su mayoría. Quim Torra fue electo como presidente del gobierno de Cataluña. Conocida la sentencia, llamó a manifestarse en las calles en rechazo a la decisión.

Elecciones en España e ¿indulto?

La sentencia del Tribunal llega a menos de un mes de que se celebren nuevas elecciones para elegir presidente de España, tras las frustradas negociaciones entre el Partido Obrero Español (PSOE) y Unidas Podemos. Es por eso que se especula con la idea de que Pedro Sánchez, indulte a los líderes sentenciados recientemente a cambio de un posible apoyo político.

"El Gobierno puede indultarles, pero de momento ya ha dicho q no lo va a hacer y los políticos presos también han dicho que no lo van a pedir", explican fuentes del PSOE a Cenital, alejando las especulaciones sobre la facultad que tiene Sánchez, que se podría aplicar si se complejiza la situación en Barcelona, o si logra algún acuerdo político.

Desde la derecha, tanto el Partido Popular como Ciudadanos rechazaron la posibilidad. Albert Rivera pidió reunirse con Sánchez para pedirle que no indulte a los presos. "Pedimos que se comprometa políticamente a no indultar a los que han intentado levantar fronteras entre españoles. Por eso solicitamos una reunión para hablar de todos ello. El gobierno puede decirnos hoy mismo que no va a utilizar el privilegio del indulto para quienes han intentado romper nuestro país".

Protestas

Tras conocerse la sentencia, miles de catalanes salieron ayer a protestar y bloquearon también el ingreso al Aeropuerto El Prat, por lo cual algunos vuelos estaban demorados y otros debieron ser cancelados. En las manifestaciones se registraron varios heridos, entre ellos, un joven recibió un impacto de bala de goma y perdió un ojo, mientras que otro hombre debió ser operado por traumatismo.

La jornada de hoy continuó con varias protestas para pedir que liberen a los presos. Algo que no es nuevo en Barcelona, donde se reúnen desde hace dos años semanalmente en las esquinas de la ciudad para pedir por los dirigentes detenidos, acompañados por la cinta amarilla característica de quienes están a favor de la independencia y que se encuentra colgada en muchos de los edificios de la región.

Quienes están a favor de la independencia consideran que la sentencia es inadmisible, y ya advirtieron que continuarán con las protestas que se masificaron entre ayer y hoy. El propio presidente de Cataluña, Quim Torra, expresó que el gobierno español "utiliza la represión de la forma en que lo hace una dictadura" y advirtió: "la represión no frenará nunca las aspiraciones del movimiento independentista". El mandatario también pidió a la comunidad internacional que intervenga contra la sentencia, por lo que la consecuencias del juzgamiento y el pedido de secesión de España prometen generar nuevos capítulos.