Brexit: acuerdo con final incierto

Boris Johnson alcanzó un acuerdo con la Unión Europea para la salida del bloque del Reino Unido. Sin embargo, la aprobación parlamentaria no está garantizada.


17 de octubre de 2019 15:10 hs

Tras cinco agitados días de negociaciones, el Reino Unido y la Unión Europea llegaron a un acuerdo para concretar la salida del país. Nada, sin embargo, está dicho aún. El bloque económico dio luz verde al borrador, aunque resta que el premier Boris Johnson reúna el número suficiente de legisladores para aprobar el documento. Algo que con los liberales, los laboristas y sus propios aliados planteando objeciones, parece lejano.

Acuerdo sí

Antes del 31 de octubre el Reino Unido debe abandonar la Unión Europea. Desde que asumió Johnson en reemplazo de Theresa May, sobrevoló la idea de que el gobierno británico llevara adelante una salida del bloque económico sin un entendimiento, aunque la oposición aseguraba que avanzar en una salida sin acuerdo podría llevar a una catástrofe económica en el país, el primer ministro amenazó en más de una ocasión con irse sin negociación.

Sin embargo, el primer ministro sorprendió esta semana al anunciar junto al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, que habían alcanzado un entendimiento, al que el británico llamó un ""nuevo y gran acuerdo". ¿Pero por qué ahora la Cámara de los Comunes aprobaría un entendimiento que le rechazó tres veces a May, generando su renuncia?

De acuerdo a lo dieron a conocer los funcionarios, el "nuevo" acuerdo mantiene casi todas las bases del entendimiento al que había llegado la ex primera ministra, como el mantenimiento de la situación legal de los ciudadanos europeos que viven en territorio británico (incluidos quienes lleguen hasta finales de 2020) y el pago de los 50 mil millones de euros como cuenta pendiente con el bloque.

El cambio clave estuvo en el punto más álgido de las negociaciones, que tiene que ver con evitar una frontera física entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda, mientras se acordó también que el país no tendrá una relación de privilegio con los países de la UE.

Frontera

El Reino Unido está conformado por Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte. Irlanda del Norte comparte territorio isleño con su vecino del sur, la República de Irlanda que no forma parte del reino, pero sí es miembro de la UE. Tras décadas de violencia entre quienes impulsaban la unificación de Irlanda y los unionistas, partidarios de permanecer en el Reino Unido, en 1997 se alcanzó un acuerdo de paz, que podría verse complicado si se instalara nuevamente un frontera física, con aduanas y controles migratorios entre ambas porciones de la isla.

Solucionar el tema de la frontera fue el mayor problema que enfrentó May, quien recibió t es rechazos por parte de la Cámara de los Comunes. La ex primera ministra había propuesto un esquema provisorio, con el cual se buscaba evitar establecer una delimitación "dura". Johnson dio marcha atrás con esa propuesta.

En el acuerdo actual se estableció que habrá una separación aduanera entre Irlanda del Norte y el resto del Reino, donde controlarán los productos que se envíen hacia la isla, que mantendrá la circulación irrestricya.

Definiciones

Los líderes de la UE dieron su acuerdo. La mayor dificultad estará en la Cámara de los Comunes el sábado, en la sesión extraordinaria donde votarán a favor y en contra del borrador.

Johnson necesita el apoyo de 320 diputados para aprobar el acuerdo. Algo que parece complicado, en una Cámara integrada por 650 legisladores, de los cuales solo votan 639 (debido a que el Sinn Fein, partido separatista de Irlanda del Norte no asume bancas británicas) y en donde ya los laboristas, liberales e incluso el norirlandés Partido Democrático Unionista (DUP), aliado del premier, adelantaron sus objeciones.

A través de un comunicado, desde el DUP manifestaron su rechazo al acuerdo debido a que aseguran que no pueden apoyar la existencia de aduanas dentro del mismo país, y señalaron dudas sobre los impuestos. El temor de los dirigentes es no poder salir del Mercado Común Europeo y quedar desintegrados del redo del Reino.

En tanto, los líderes del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, y de los Liberales Demócrata (Lib Dems), Jo Swinson, estuvieron de acuerdo en considerar que el acuerdo "es peor" que el alcanzado por May, y pidieron que se llame a un referéndum para que los británicos decidan si están a favor o en contra.

¿Cuáles son las opciones? Si el acuerdo se rechaza el sábado en la Cámara de los Comunes, Johnson podrá pedir una extensión del plazo de salida previsto para el 31 de octubre, algo que hasta ahora el premier había rechazado. Si se modifica la fecha límite, la oposición buscará realizar una consulta popular y si la población rechaza el acuerdo, se buscará destituir al Primer Ministro y hacer un llamado a elecciones. A menos de 15 días, está todo por definirse en la novela del Brexit.