Presidenta del Senado: "La oposición exige que pasemos a una segunda vuelta como si fuera una decisión política"

En diálogo con Cenital, Adriana Salvatierra habla del proceso electoral de Bolivia, en el cual Evo Morales se proclama ganador y Carlos Mesa desconoce los resultados.

Leticia Martínez
25 de octubre de 2019 14:10 hs
leticia@cenital.com  
@aletimartinez

Con el 99,9% de los votos escrutados, Evo Morales se proclama Presidente y la oposición desconoce los resultados. Las sospechas de los seguidores de Carlos Mesa, de Comunidad Ciudadana, recaen en la interrupción del sondeo provisorio del domingo, cuando llevaban escrutados el 83% de los votos y se avizoraba una segunda vuelta. Al reanudarse la entrega de datos, surgió una ventaja de algo más de diez puntos para el actual mandatario, la cantidad suficiente para ganar en primera vuelta y acceder a un cuarto mandato.

De acuerdo al oficialismo, se había acordado finalizar el conteo provisorio Resultados Electorales Preliminares (TREP) cuando comenzara el escrutinio oficial. El cambio en el resultado que pasó de un ballotage a ganar en primera vuelta, tendría su explicación en la forma en que se cargaron los datos. El conteo comenzó por sectores urbanos, los que más rechazan un cuarto mandato de Evo, y cuestionan que no se haya respetado la voluntad expresada en el Referéndum del 2016, y se cargaron al final los votos rurales, que son los que más tardan en llegar y que apoyan en gran medida al mandatario aymara.

Con la casi totalidad del conteo oficial de los votos, Evo se impone con el 47,07% de los votos, sobre el 36,51% de Mesa. En esta coyuntura, conversamos con la presidenta de la Cámara de Senadores de Bolivia del Movimiento Al Socialismo (MAS), Adriana Salvatierra.

-¿Cómo se encuentra el clima actual en Bolivia?

Hemos tenido un proceso electoral con resultados que han puesto en vilo durante algunos días a la fuerzas políticas, a la espera de la opción que más preferiría cada uno, en las dos tendencias más fuertes que son el MAS que acompaña la candidatura de Evo Morales y la candidatura de Carlos Mesa. Han existido algunas protestas y movilizaciones en departamentos, que tuvieron momentos de tensión porque hay una oposición que exige que pasemos a una segunda vuelta como si esto fuera una cuestión de decisión política.

-Las sospechas de fraude surgieron tras la interrupción del sondeo provisorio ¿Hubo alguna presentación de fraude concreta?

Hasta ahora no han presentado nada, hasta ahora el ataque ha sido básicamente mediático. Ha habido problemas en algunos recintos, sin embargo eso no ha sido una tendencia durante la jornada electoral. Hoy la oposición está obligando a los comerciantes que trabajan día a día para acumular recursos para sus familias a que salgan. Han salido a bloquear y hay una fuerte presión. Están intentando instalar como si el proceso electoral no se definiera por el voto, sino por el tamaño de las movilizaciones, eso ha despertado una situación de tensión.

-¿Pasó con anterioridad que se interrumpa el conteo provisorio?

Sí, en el 2014 y en el 2016. El medio argentino Infobae sacó una nota cuando se hizo la publicación de la presentación de los materiales de campaña, uno era el sondeo de Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP) y ahí se menciona que estaba comprometido al 80% y posterior a eso se da inicio el cómputo de las actas oficiales. Entonces estamos a la espera de ello.

-¿Qué pasó con Carlos Mesa, que llegó a tener un mejor vínculo con el gobierno, de hecho, fue la persona elegida para llevar adelante la negociación con Chile por el acceso al mar?

No es un tema que ha sido tan discutido. Venimos de 13 años en que Evo ha recuperado la propiedad sobre los recursos naturales, la propiedad sobre las empresas del Estado, iniciamos un profundo proceso de democratización de la riqueza y eso ha logrado que más de 3 millones de bolivianos salga de la pobreza y que 150 mil familias se vean beneficiadas con vivienda propia. Hay un proceso profundo de democratización de la riqueza, de una distribución más equitativa que ha logrado conseguir mejores condiciones. Y esos fueron los temas que se discutieron en la campaña.

-¿Por qué considera que Evo logró menos apoyo que en otras elecciones? ¿Cuánto influyó el desgaste de los años y el Referéndum?

Hay un resultado distinto a las elecciones anteriores cuando se ganó con el 64% sí, pero creo que es importante garantizar y ratificar la vocación democrática de las filas del MAS que nos hemos comprometido a esperar la transmisión de los resultado porque es lo que nos dará absoluta certeza de lo que nos depara el futuro. Creo que es importante recalcar que se ha iniciado un proceso en el que desearías tener mayores votos, seguramente por algunos errores va modificándose la opinión colectiva, pero creemos que es necesario hacer algunos ajustes para garantizar el acompañamiento dentro de este proceso electoral.

-¿Cuál es la lectura que hacen de la postura de la oposición, representada en el Comité Pro Santa Cruz, que habló de la posibilidad de reconocer a Mesa como presidente?

Ya venían encontrando caminos similares durante la campaña. No es extraño el comportamiento de señor Luis Camacho (Comité Pro Santa Cruz) en relación a los otros partidos la candidatura de Carlos Mesa. Bolivia es una sociedad altamente politizada, movilizada y es parte de ese proceso electoral que aún no termina. Es normal que existan ciertas diferencias entre las fuerzas políticas, más cuando existe márgenes estrechos de acuerdo a los objetivos de la oposición porque la oposición nunca se propuso ganar las elecciones se planteó fracturar al MAS, prueba de eso es el propio comité que ha declarado que va a reconocer a otra candidatura.

-¿Qué significa que Mesa no se planteó ganar las elecciones?

La candidatura de Carlos Mesa no se planteó ganar las elecciones, se planteó arrastrar a partir de una suma forzada a los actores políticos a una segunda vuelta, y en segunda vuelta se genera un efecto gravitacional, donde toda la oposición se une en torno a la candidatura de Mesa. Hay situaciones distintas, los 8 frentes de oposición tienen lecturas distintas de la sociedad, de la redistribución de la riqueza y existen los intereses de las clases dominantes que no abandonaran de forma pacífica sus privilegios. Sin embargo nosotros creemos que es importante reforzar este proceso que ha garantizado mejores condiciones de vida para las personas.

-¿Qué expectativa generan las elecciones del domingo en Uruguay y Argentina?

Hay una viraje internacional y hay un movimiento. Cuando gana las elecciones Mauricio Macri en Argentina, se incorpora Bolsonaro en Brasil, se siembran las dudas sobre el esquema de Lenín Moreno en Ecuador, se empieza a ver que generan procesos distintos en cada una de las regiones. Esperamos con esperanza y con mucha alegría los resultados de las elecciones. Esperemos que den origen a un nuevo tiempo en América Latina, un tiempo en el que nuevamente vuelvan a abrirse relaciones fraternas entre los pueblos hermanos y ese nuevo tiempo conduzca a una oleada definitiva que traiga para los países en América Latina mejores días para sus habitantes en cada uno de los rincones de la patria.