Boris, a las urnas

Tras fracasar en imponer un acuerdo de salida de la Unión Europea, el primer ministro británico enfrentará a Jeremy Corbyn en busca de revalidar su mandato


31 de octubre de 2019 14:10 hs

Finalmente, el Reino Unido tendrá elecciones. El Primer Ministro Boris Johnson intentará obtener un mandato claro de las urnas luego de que su acuerdo de salida fracasara en el Parlamento, y habiendo tenido que requerir una nueva prórroga en el plazo para concretar el sobreconversado Brexit. se aprobó llamar a elecciones adelantadas en el Reino Unido. Oficialismo y oposición alcanzaron un acuerdo, y los británicos irán a las urnas el próximo 12 de diciembre.

Bloqueo

El Reino Unido debía salir de la Unión Europea antes del 31 de octubre. Días antes de la fecha de salida, Johnson alcanzó un acuerdo con el bloque, pero fue rechazado en el Parlamento por distintos sectores de oposición que se negaron al tratamiento abreviado que intentó otorgar el Jefe de Gobierno, quien debió entonces pedir un nuevo aplazamiento, que la UE le concedió hasta el 31 de enero de 2020.

Tras el plazo otorgado por la UE, Johnson pidió llamar a elecciones anticipadas, algo que había intentado hacer en otras oportunidades, chocando con el rechazo de la oposición y algunos sectores del oficialismo. En esta ocasión, sin embargo, varios partidos opositores al conservadurismo gobernante dieron su aprobación, por considerar que, con la prórroga, se había evitado el riesgo de una salida sin acuerdo.

"Frente a este interminable y obstinado empeño en negarse a obedecer el mandato popular (en referencia el Referéndum de 2016, donde se impuso salir de la UE) sólo podemos renovar este Parlamento y devolver la voz a la ciudadanía", afirmó Johnson, en su pedido de convocatoria de elecciones adelantadas, en las cuales buscará mantener el cargo con una mayoría parlamentaria que le permite aprobar su acuerdo con el bloque. Las encuestas, hasta ahora, lo dan como amplio favorito.

Un Parlamento hostil

Cuando Boris hace referencia a la "obstrucción parlamentaria" se refiere a los sucesivos rechazos por parte de los legisladores de la oposición, y algunos propios a los acuerdos de salida. Desde que se realizó el Referéndum en el 2016, Johnson propuso en tres ocasiones adelantar las elecciones y fueron rechazadas. Vale recordar que el Primer Ministro asumió en julio pasado, cuando Theresa May debió renunciar ante el fracaso en obtener mayorías parlamentarias para salir ordenadamente de la Unión Europea. La ex mandataria había llegado a tres acuerdos de salida, pero ninguno recibió el aval de los legisladores.

De acuerdo a las últimas encuestas, los conservadores aventajan por entre cinco y quince puntos al Partido Laborista, encabezado por Jeremy Corbyn. Es por eso que el líder conservador busca obtener la mayoría de los 650 escaños de Cámara de los Comunes, que son elegidos por distrito uninominal, sin atender a criterios de proporcionalidad. Los conservadores cuentan actualmente con 298 bancas. No faltan, sin embargo, los analistas que afirman que, tras la campaña, el Parlamento podría seguir igual de fraccionado, lo que volvería las cosas al mismo punto muerto, alimentando el hartazgo a ambos lados del Canal de la Mancha.

Tras mostrarse a favor del adelanto electoral, Jeremy Corbyn aseguró que pondrán mucho esfuerzo en la campaña de cara a elecciones en diciembre, para aprovechar el período y transmitir de mejor manera su mensaje. "Vamos a salir a la calle, y será la mayor campaña lanzada nunca por este partido. Estamos totalmente unidos y decididos. Voy a ir a cada rincón del país, acompañado de mi maravilloso equipo y de todos los fantásticos activistas del laborismo. Vamos a lanzar un mensaje de esperanza que el actual Gobierno es incapaz de transmitir", afirmó el líder opositor.

La campaña oficial se lanzará cinco semanas antes de la fecha establecida y el Parlamento quedará disuelto. Las elecciones en el Reino Unido se celebran habitualmente entre los meses de mayo y junio, y esta será la primera vez desde 1923 que se recurrirá a una fecha invernal. Estas elecciones serán además las terceras generales en menos de cinco años. Desde el 13 de diciembre al 31 de enero, los legisladores tienen plazo para ver si finalmente se concreta la postergada salida de la Unión Europea, si se extiende nuevamente el plazo, o si, tras el desgaste generado por años de negociaciones estériles, se realiza de un nuevo plebiscito para confirmar o modificar los resultados de 2016.