Juicio político a Trump: nuevos testimonios del toma y daca

Gordon Sondland, embajador estadounidense ante la Unión Europea, cambió su testimonio y apuntó al presidente en otro capítulo de la saga ucraniana.


21 de noviembre de 2019 13:11 hs

Un nuevo testimonia que apunta a Donald Trump. Ahora fue el turno del Embajador norteamericano ante la Unión Europea, Gordon Sondland. El diplomático no dudó en asegurar que el mandatario republicano presionó a su par ucraniano, Vladimir Zelenski, para que investigue a Hunter, el hijo de Joe Biden, el posible rival política del magnate en las elecciones presidenciales de 2020, reteniendo ayuda militar.

Audiencia

En el segundo día de la segunda semana de audiencias en la Cámara de Representantes, le tocó el turno al Embajador frente a la UE. Era un audiencia esperada y no faltó la sorpresa entre quienes pensaban que el diplomático no diría nada. Sin dudarlo, Sondland afirmó que Trump ordenó a su abogado, Rudy Giuliani, establecer un "quid pro quo" en la relación con Ucrania.

¿Qué es el "quid pro quo"? Es una figura jurídica que hace referencia al intercambio, al "te doy algo a cambio de otra cosa". En este caso puntual, la acusación que existe contra el mandatario apuna a la presión que Trump habría ejercido sobre Zelenski para que se retomen investigaciones contra Hunter Biden, quien había sido directivo de una empresa de gas que fue imputada en casos de corrupción. En caso de que el europeo no avanzara en ese sentido, el presidente estadounidense retendría los fondos correspondientes al financiamiento armamentístico norteamericano en favor de Ucrania.

El pedido de juicio político tiene origen en una llamada que Trump mantuvo con Zelenski el 25 de julio pasado. Allí, el presidente norteamericano habría hablado de la intención de que su par ucraniano intervenga para que se vuelva a investigar al hijo de su principal rival político. Además, para esa fecha Estados Unidos mantenía retenido el envío de 400 millones de dólares destinado para ayuda militar para el país europeo. Lo que se sospecha es que el bloqueo fue intencional para presionar al político ucraniano, si éste no cumplía con el pedido del republicano.

"El señor Giuliani estaba expresando los deseos del presidente de EEUU, y sabíamos que estas investigaciones (sobre Biden) eran importantes para el presidente", afirmó también el diplomático para reforzar la idea de la supuesta presión ejercida por el mandatario republicano.

La declaración de Sondland sorprendió a varios. A puertas cerradas, el diplomático había negado supuesta injerencia de Trump. Sin embargo, en la audiencia pública el embajador afirmó que las nuevas indagatorias le "refrescaron" la memoria sobre lo que había visto en relación al tema.

Las audiencias se dan en el marco de la investigación que realiza la Cámara baja para abrir un juicio político a Trump. Esta semana también declaró el experto en Ucrania de la Casa Blanca, Alexander Vindman, y el asistente del vicepresidente, Mike Pence, Jennifer Williams. Antes también había dado su testimonio el Embajador estadounidense en Ucrania, Bill Taylor, quien también habló de presión por parte de Trump.

Debate con críticas a Trump

La investigación se basa en la suposición de que Trump habría presionado a su par ucraniano para que investigue al hijo de Joe Biden, precandidato presidencial, con el objeto de restarle posibilidades en las elecciones del año próximo. De comprobarse las acusaciones, el mandatario habría comprometido la posición internacional de los Estados Unidos en busca de ganancias políticas domésticas.

Si bien los números en el Senado no parecen alcanzar para que la destitución del presidente se convierta en un escenario probable, las revelaciones enardecieron a los demócratas. En el debate de precandidatos presidenciales de este miércoles abundaron las críticas contra Trump, que fue calificado como mentiroso y corrupto, con un pedido unánime de que sea destituido en juicio político. Las encuestas indican al respecto una leve mayoría favorable a la destitución, agrupada fuertemente sobre líneas partidarias, revelando una división creciente en la sociedad estadounidense.