Residentes y concurrentes: ¿cuál es el reclamo y cómo podría destrabarse?

Tras cinco días de paro en rechazo a la ley 2828, sancionada el jueves sin la presencia de la oposición, fueron recibidos por la ministra de Salud porteña para intentar encontrar una solución al conflicto.

Martín Waisman
2 de diciembre de 2019 15:12 hs
waisman@cenital.com  
@MJwaisman

En el marco del quinto día de paro, la ministra de Salud porteña, Ana María Bou Pérez, recibió a la Asamblea de Residentes y Concurrentes de Ciudad para abrir una mesa de negociación que destrabe el conflicto tras la sanción de la nueva normativa.

El reclamo de la asamblea es la derogación de la ley 2828, que reemplaza a la Ordenanza N° 40997 que regía desde 1985, tal como lo plantearon en una carta formal que entregaron a Horacio Rodríguez Larreta en la jefatura de Gobierno porteño en Parque Patricios. La normativa regula la actividad de residentes y concurrentes y fue aprobada el jueves pasado sin la presencia de la oposición. Los legisladores intentaban evitar la represión policial sobre la calle Perú ante los trabajadores que se manifestaban en rechazo a la votación ya que, según plantean desde los sindicatos, el proyecto fue inconsulto y legaliza las jornadas laborales de hasta 60 horas semanales y el sostenimiento de los concurrentes, que cumplen las mismas tareas que los residentes pero sin percibir una remuneración. Además, regulariza la precarización de las tareas de los casi 1.500 concurrentes, sin salario, ART ni viáticos.

A raíz de la contundencia del paro iniciado el jueves, Bou Pérez convocó este domingo a los residentes y concurrentes a una reunión. Si bien desde su cartera habían difundido este viernes un comunicado en el que, además de enumerar los beneficios de la normativa, sostenían que "fue revisada y contemplada con aportes de los equipos docentes de todos los niveles del sistema, de los residentes y de asociaciones gremiales profesionales", esta mañana la ministra porteña admitió en diálogo con radio Metro que "faltó comunicación con los residentes". Asimismo, señaló que aún queda la instancia de la reglamentación de la ley para insertar modificaciones pero remarcó que la normativa "es mucho mejor que la ordenanza de 1985".

Esta idea no es compartida por los trabajadores de la Salud. "Tiene casi todos los puntos con los que no coincidimos, entre ellos que no se nos considera trabajadores; que perpetúa el régimen de concurrencias, que es un sistema de trabajo esclavo actual porque son personas que trabajan la misma cantidad de horas que los y las residentes y no perciben un sueldo por eso, no tienen obra social, no tienen ART y no hacen aportes jubilatorios", detalla la jefa de residentes de medicina general del Hospital Pirovano, Micaela Amor, a Cenital.

La iniciativa del Ejecutivo porteño incorpora un estricto sistema de disciplina y modifica el cálculo de la actualización salarial de los residentes. "Lo más problemático es el tema del sueldo porque dice que no cobraremos menos de lo que cobramos hoy en día pero no queda bien claro con respecto a qué se va a seguir indexando", afirma Amor sobre el salario, que"está calculado sobre un figura que no existe más, que es un médico de planta de 30 horas, son más o menos entre 5.900 y 6.500 pesos de básico, y después son todos agregados no remunerativos que terminan haciendo un total de 35 y 40 mil pesos".

Al ser consultado por este medio, el subsecretario de Planificación Sanitaria del ministerio de Salud porteño, Daniel Ferrante, sostiene que el tema salarial "se definirá en la revisión de la ley y la futura reglamentación que se modificaría de requerirse". De esta forma, no descarta cambios en la normativa que "se está debatiendo punto por punto". "Se tomarán los comentarios a la ley como insumo o propuestas para avanzar", cierra.