El costado urbano de la ley de Emergencia Económica

El paquete de medidas aprobado este sábado en el Senado tras una extensa discusión en ambas cámaras podría significar hasta 36 mil millones de pesos para resolver los problemas de acceso al hábitat en Argentina. Además, menciona a los créditos hipotecarios UVA.

Fernando Bercovich
23 de diciembre de 2019 12:12 hs
fernando@cenital.com  
@ferbercovich

La ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva, aprobada este sábado en el Senado, incluye un impuesto a las transacciones hechas en moneda extranjera que van desde la compra misma de divisas hasta el gasto con tarjeta de débito o crédito en moneda extranjera? y la adquisición de pasajes para destinos fuera del país, salvo que sean abonados en pesos como es el caso de Aerolíneas Argentinas.

Parte del impuesto (llamado PAIS por el acrónimo de "Para una Argentina Inclusiva y Solidaria") se va a destinar a financiar una ley sancionada en 2018, pero que no previó de dónde sacaría los fondos para su aplicación. Se trata de la Ley Nacional de Regularización Dominial e Integración Sociourbana, que declara de interés público y sujetos a expropiación a los más de 4 mil barrios populares que hay en Argentina.

Dicha ley, que llama a reurbanizar todos los barrios, es inaplicable en el corto plazo ya que requiere de unos 25 mil millones de dólares. Sin embargo, el impuesto PAIS parece ser un primer paso para que tenga financiamiento. De lo recaudado por el impuesto, el 70% va a ir a parar a la ANSES y al PAMI, y el 30% restante se va a destinar a "solventar obras de infraestructura económica y vivienda social, financiar el fideicomiso RENABAP y fomentar el desarrollo del turismo local". Por lo amplio de la redacción de la ley es difícil arriesgar cuál va a ser el porcentaje que se destine a cada rubro, pero es claro que el gobierno nacional busca instalar el carácter progresivo de este nuevo impuesto.

Según el diputado electo y director del Observatorio de Coyuntura Económica y Políticas Públicas (OCEPP), Itai Hagman, como máximo se recaudarían vía el nuevo impuesto cerca de 240 mil millones de pesos a lo largo de 2020. El 30% de ese número ronda los 72 mil millones? -?o unos mil millones de dólares?-?, sin restarle lo que se destinará al fomento del turismo local. En el hipotético caso de que lo recaudado se reparta en partes iguales, algo poco probable, en un panorama optimista aproximadamente 36 mil millones de pesos serían destinados a resolver los problemas de acceso al hábitat en Argentina.

La ley de Emergencia Económica también incluye a los créditos hipotecarios UVA. "El BCRA realizará una evaluación sobre el desempeño y las consecuencias del sistema de préstamos UVA para la adquisición de viviendas, sus consecuencias sociales y económicas, y estudiará mecanismos para mitigar sus efectos negativos atendiendo al criterio del esfuerzo compartido entre acreedor y deudor", enuncia la normativa, en línea con una de las promesas de campaña de Alberto Fernández acerca de compensar a muchos de los tomadores de créditos UVA que, por la alta inflación, se les dificulta cada vez más pagar la cuota.

Los "Hipotecados UVA" celebraron mediante un comunicado "que el Poder Ejecutivo haya decidido incluir entre el temario de la ley, la problemática de los créditos UVA" y llamaron a que la lógica del esfuerzo compartido "contemple que el sistema financiero resultó ser un gran beneficiario de las políticas impulsadas desde el anterior gobierno, que le garantizaron a los bancos ganancias extraordinarias, las mayores en los últimos 20 años". Además advirtieron que si las medidas no se efectivizan antes de fin de año las cuotas sufrirán un incremento de cerca del 25% ya que deja de estar vigente el congelamiento dictado por Mauricio Macri luego de perder las PASO.