El Congreso estira sus vacaciones y se demoran leyes clave

Las Cámaras tenían previsto volver a sesionar en diez días, pero los legisladores y trabajadores del Palacio ya fueron advertidos de que el regreso no ocurrirá hasta después del 20. Los proyectos pendientes.

Noelia Barral Grigera
5 de enero de 2020 12:01 hs
nbg@cenital.com  
@nbg__

Cuando en la madrugada del sábado 21 de diciembre Cristina Fernández de Kirchner dio por terminada la sesión en la que el Senado aprobó la Ley de Solidaridad en la Emergencia Económica, los legisladores nacionales cerraron once días de trabajo frenéticos, al cabo de uno de los años con menor actividad en el Congreso de la Nación. Se despidieron hasta pronto. Según habían indicado las principales espadas legislativas del oficialismo, en enero volverían a sesionar. Sin embargo, con el año nuevo ya iniciado, esa fecha de regreso es aún incierta y las últimas novedades en los pasillos del Palacio marcan que está lejos de llegar.

En Diputados, tanto los legisladores como sus asesores fueron informados de que la actividad recién podría comenzar después del 20 de enero. Hasta ese momento, dicen en el oficialismo, no habrá información sobre el reparto de las comisiones, los cuerpos que tienen que tratar los proyectos antes de llegar al recinto y que deberán estar conformados antes de que cualquier debate pueda comenzar.

La agenda pendiente es frondosa, en parte por las leyes que requerirá el nuevo gobierno para su gestión (como la ya anunciada para eliminar los regímenes jubilatorios de privilegio en el cuerpo diplomático y en el Poder Judicial) y en parte porque la bajísima actividad del Congreso el año pasado dejó muchos proyectos pendientes de aprobación, la mayoría en el Senado.

Entre ellos, la Ley de Góndolas, que ya tiene sanción en Diputados (con 182 votos a favor, ninguno en contra y 17 abstenciones) y que es resistida por el supermercadismo. Esa iniciativa fue destacada por el presidente Alberto Fernández y por el ministro de Desarrollo, Daniel Arroyo, como una iniciativa fundamental en el marco de la lucha contra el hambre. La iniciativa apunta a incentivar la diversidad de marcas y productores en las góndolas, fijando como parámetro principal que una misma marca no podrá superar el 30% del espacio compartido con productos similares en la góndola.

Además, también pendiente de aprobación en el Senado quedó el proyecto de Ley de Alquileres, que 191 diputados votaron a favor en la última sesión de noviembre del año pasado. Ninguno votó en contra, aunque 24 se abstuvieron (la mayoría, de Cambiemos). El lobby de las inmobiliarias en contra de la iniciativa ya la había hecho caer en 2018 y fue el cambiemita Daniel Lipovetzky quien la reflotó un año después. El texto que aprobó Diputados extiende a tres años el plazo mínimo de los contratos de alquiler y establece parámetros para los aumentos: sólo un aumento por año, según lo que arrojen el promedio del Índice de Precios al Consumidor (IPC) y de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (Ripte).

Y siguiendo con el "debe" de la Cámara alta, el Senado también debe tratar la designación de la Defensora del Niño, Marisa Graham, que Diputados aprobó el 26 de junio del año pasado; y el proyecto que presentó el actual ministro de Defensa, Agustín Rossi, en sus últimos días como diputado para crear un "Fondo Nacional de la Defensa" que asigne recursos al objetivo de reequipar a las Fuerzas Armadas.

En el plano político, una vez que regrese la actividad al Congreso, restará ver cómo evoluciona la lucha interna en Juntos por el Cambio, luego de que los diputados macristas amagaran con impedir la jura de varios de sus colegas electos para truncar así el tratamiento de la Ley de Solidaridad en la Emergencia.

En los últimos días, en diálogo con Radio Nacional, uno de los legisladores de Juntos por el Cambio que responde al ex titular de la Cámara baja, Emilio Monzó, dio algunas pistas sobre esa interna. Sebastián García De Luca: "Tenemos que salir de los extremos para no ser una oposición que quede con un 40%, porque con un 40% no volvés a ganar elecciones".