Coronavirus, el pánico llegó a la economía

Los índices bursátiles chinos registraron la peor apertura en trece años, impulsados por el temor a la propagación de la enfermedad. El brote podría tener consecuencias significativas sobre el crecimiento global.


3 de febrero de 2020 14:02 hs

El brote de Coronavirus, que ya dejó un saldo de 361 muertos y más de 17 mil personas contagiadas, amenaza la economía china. El país asiático amaneció con los peores indicadores bursátiles en trece años.

¿Qué pasó?

Tras la suspensión de las celebraciones por el nuevo año lunar y la extensión de las feriados a la semana pasada, las bolsas chinas abrieron en el día de hoy y sufrieron un fuerte desplome. Pese a que el Banco Central anunció que insertará 1,2 billones de yuanes (unos 173 mil millones de dólares) para frenar el impacto de la pandemia, el CSI (indicador económico de la acciones que cotizan en Shanghai y Shenzhen) cayó hasta un 9,1%, en lo que significa la peor apertura en 13 años.

De acuerdo al Financial Times, este lunes se perdieron 358 mil millones de dólares en capitalización bursátil. Más de un cuarto de las empresas que cotizan en China, disminuyeron sus acciones por encima del límite diario del 10%.

La caída de los indicadores económicos llega luego de que Hong Kong anunciara que cerraba 10 de los 13 pasos fronterizos con China continental para evitar la propagación de la enfermedad, que ya superó en número de afectados y muertes al Síndrome Respiratorio Agudo y Grave (SARS) que sacudió al país en el 2003.

Además de los indicadores bursátiles, el virus también afectó otros rubros de la economía china como el turístico. Países como Estados Unidos y Nueva Zelanda prohibieron el ingreso de personas que hayan estado en el país asiático recientemente.

También hay producciones que están completamente paralizadas. La ciudad de Wuhan, donde está el epicentro del brote, es una de las regiones con mayor presencia de la industria automotriz, tanto nacional como de las principales marcas internacionales. La mayoría de las fábricas cerraron para evitar la propagación de la enfermedad.

¿Y en el mundo?

China concentra hasta hoy el 99% de los infecciones por Coronavirus. Si bien las bolsas europeas no sintieron hoy con tanta fuerza el impacto chino, se descarta que lo haráN en los próximos días. China representa el 18% del PIB mundial y se hace a sentir en algunas regiones del mundo. El mercado de granos de Chicago, vinculado a la demanda china, soportó una fuerte baja en los precios de la soja, de alrededor de 14 dólares, lo que afecta la economía de los principales países productores, entre ellos la Argentina.

Empresas como Google o Amazon cerraron sus oficinas en China, y las principales aerolíneas cancelaron la mayor parte de sus vuelos. Dependerá de cuánto tiempo se mantenga esta situación de paralización productiva para saber cuánto más afectará la economía de China y del mundo, aunque algunos analistas temen que una persistencia temporal del pánico por la propagación de la enfermedad traiga consecuencias más severas que la reciente guerra comercial, impulsando una corrección de los precios de los activos. En este sentido, recuerdan que el brote del SARS en 2002-2003 habría costado a la economía global un 0,1% del producto.

Medidas sanitarias

Tal como lo habían anunciado las autoridades chinas, se inauguró hoy el hospital Huoshenshan en la ciudad de Wuhan que se construyó en tan solo 10 días y que tiene como finalidad albergar solo a los enfermos de coronavirus. Hay expectativa porque desde hoy se comenzará a probar el medicamento Remdesivir, que fue utilizado para combatir el Ébola, y que mostró algunos avances en un caso de Coronavirus en los Estados Unidos.

Del total de 17.205 casos en China, 1701 personas se encuentran en grave estado, mientras que 295 ya fueron dadas de alta. A la par que crecen los casos en el país asiático, también se registran contagios en una decena de países. Por eso, en estos últimos días además de las medidas tomadas por el gobierno de Xi Jinping, otros estados han decidido cancelar vuelos a la región o prohibir el ingreso a quienes hayan estado en territorio chino. De esa manera, se busca poner un freno la transmisión entre personas de una enfermedad que causa temor por las muertes producidas, y hace tambalear los indicadores económicos del mundo.